Presidente polaco firma la polémica ley sobre el Holocausto