Acuerdan fomentar reinserción social de personas liberadas

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Instituto de Reinserción Social de la Ciudad de México presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación un Amicus Curiae, a fin de garantizar los derechos humanos de las personas liberadas “más allá de las cárceles”, afirmó su titular Paola Zavala Saeb.

La Procuraduría General de la República, la Consejería Jurídica de la Federación y el Senado de la República, dijo, impugnaron los artículos 11 y 41 de la Constitución Política local, al argumentar que el Congreso de la Unión es el único con atribuciones para legislar sobre temas de ejecución penal.

De mantenerse esa posición en la sentencia “nos quedaríamos con un marco federal que es más restrictivo que el local” en materia de protección de derechos y “sólo hablaríamos de reinserción como un punto de vista desde cárcel y no de libertad”, afirmó.

La funcionaria capitalina explicó que los argumentos presentados es que la constitución de la ciudad va más allá de las cárceles, pues se intenta asegurar el derecho a la reinserción de esta población, mediante la recuperación de sus derechos, libertades, trabajo y familia.

Se trata, destacó, de que haya instituciones que “los miren de manera integral y no solo de manera punitiva, y somos el único instituto en el país que da una asistencia después de la cárcel”, por lo que confió en los magistrados tomarán en cuenta el documento.

El “amicus es amigo de la Corte y una instancia especializada en el tema, como nosotros, le damos argumento que puede o no considerar a la hora de la sentencia”, por lo que confió en que será avalado, y no consideran, en este momento, acudir a una instancia internacional.

El artículo 11, sobre los Derechos de las personas privadas de su libertad, establece que el derecho a la reinserción social no concluye cuando la persona abandona el centro de reclusión, compurga una pena o cumple la sanción, sino que su satisfacción requiere que recobre un sentido de vida digno.

Mientras, el artículo 45 en torno al Sistema de Justicia Penal, señala que la reinserción social se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, en el cumplimiento de las resoluciones judiciales privativas y no privativas de la libertad.

Añade que en reclusión, se garantizará el trato digno y humanitario, sustentado en oportunidades de trabajo y capacitación para éste, de educación y cultura, así como la protección de salud física y mental, y el acceso al deporte.

Considerar que la reinserción se logra al devolver a la persona el pleno ejercicio de sus derechos y libertades, por lo cual la reinserción social va más allá de la prisión al brindar derechos a las personas una vez liberadas.

La CDMX además puede tener instituciones apartadas de los centros de reclusión, enfocadas en ir más allá de lo punitivo y en generar los medios para que las personas se reintegren eficazmente en la sociedad, indicó.

Mencionó que el concepto amplio de reinserción es de carácter social y no punitivo, al contribuir a la generación de redes de apoyo sociales, familiares, laborales, psicológicas, médicas y jurídicas para lograr la igualdad de condiciones de las personas liberadas.

Por su parte, Luis, una persona que reciente obtuvo su libertad, confió en que la Corte desecharás las impugnaciones de las autoridades federales y velará por la protección de quienes han cumplido una condena y requieren un apoyo integral para reinsertarse en la sociedad. 

 

Últimas noticias