Entre bailes y canciones, reciben a norcoreanos en Pyeongchang