Vigilarán zonas de desastres climáticos vía satélite