Cataluña se ha convertido en la feria del disparate: Serrat