En dos años, 20% más de tiendas de abarrotes: Canaco

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los convenios establecidos con las autoridades capitalinas para evitar la clausura de pequeños negocios permitió que en los últimos dos años se incrementaran las tiendas de abarrotes en 20 por ciento siendo las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón las demarcaciones con mayor desarrollo en estos negocios de tipo familiar, afirmó el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de la Ciudad de México,  Huberto Lozano Avile.

El reto es que estos negocios no se mueran y cuenten con apoyos económicos, y también la suficiente estabilidad legal, pues debido a estos convenios estos y otros pequeños  tuvieron  un año de gracia para regularizarse en todos sus términos, ya que a partir de septiembre, según lo marca la Constitución de la Ciudad de México, ya no será el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) quien los revise, sino que esta función la harán las alcaldías, indicó Lozano Avile.  

Estos negocios siguen siendo una alternativa de apoyo a  la economía familiar, cerca del 7 por ciento del Producto Interno Bruto a nivel nacional es producido por  el sector abarrotero, mientras que la inmensa mayoría de ellos cerca del 90 por ciento  cumple con sus obligaciones fiscales pero adolece del cumplimiento de otros requisitos principalmente el Seguro Social, lo que constituye un reto para las cámaras de comercio pero también para el IMSS, agregó.  

Así mismo  deben  contar con registro sanitario si los productos que expenden lo requieren   y atender los requerimientos de protección civil. En total son 18 las causales que los negocios deben cumplir para contar con registro, indicó Lozano Avile, entrevistado al término de la presentación del libro Los Abarrotes. Su Modernización una estrategia posible en la Canaco.   

Por tratarse de una microindustria el capital de estos negocios son prácticamente los ahorros de la familia, a veces la liquidación del esposo que se quedó sin trabajo,  la ama de casa o los jubilados que tienen necesidad de un trabajo y abren una tienda de abarrotes porque ven en ésta  el  rápido regreso de lo que invierten hacia su economía, “es decir no es a largo plazo su inversión abren la puerta y ya tienen el retorno a su inversión” indicó.

El libro es resultado de una investigación sobre este sector económico que revela la existencia de 5 millones de 664 mil 515 unidades económicas en todo el país. A nivel nacional existe uno de estos negocios por cada 116 habitantes y, por tanto, uno por cada 29 familias.

Los abarrotes son el principal medio de distribución de muchos de los productos que se consumen diariamente en el hogar, el 85 por ciento de los refrescos, el 72 por ciento de las aguas embotelladas y de los dulces el 67 por ciento, el 64 por ciento de leche y el 61 por ciento del huevo y botanas.


Últimas noticias