Se unen contra violencia hacia la mujer en Premios César

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

París. El cine francés celebró el viernes sus premios César en una ceremonia marcada por la movilización contra la violencia sexual hacia las mujeres, en la que el actor argentino Nahuel Pérez Biscayart logró el galardón al actor revelación por su papel de activista seropositivo en 120 latidos por minuto, premiada como mejor película.

Meses después de que estallara el escándalo en torno al productor estadunidense Harvey Weinstein, acusado por decenas de actrices de violación o de acoso sexual, varias intérpretes francesas, entre ellas Vanessa Paradis, maestra de ceremonias de los César, lanzaron la campaña #MaintenantOnAgit (Ahora actuamos), en la senda del movimiento Time's up en Hollywood.

En apoyo a esa iniciativa, se animó a los mil 700 invitados reunidos en la sala Pleyel de París a llevar un lazo blanco.

"Esta noche llevo este lazo blanco, como otros muchos aquí, en apoyo a la lucha contra la violencia hacia las mujeres y, por supuesto, contra la violencia hacia cualquier persona", declaró Paradis en la apertura de la gala.

Los premiados, sin embargo, no hablaron mucho de esa cuestión en sus discursos de agradecimiento y abordaron otros temas.

Robin Campillo, director de 120 latidos por minuto, quiso por ejemplo llamar la atención sobre la situación de los migrantes. "Es hora de escucharlos, ya que como ocurría hace 25 años, silencio es igual a muerte", dijo en alusión a la situación que vivieron los enfermos de sida retratados en su película.

Su filme, que ya había recibido el Gran Premio del Festival de Cannes, obtuvo seis César, incluidos el de actor revelación para Pérez Biscayart y mejor actor secundario para Antoine Reinartz.

Al recibir su galardón, Pérez Biscayart, de 31 años, dedicó el premio a la asociación francesa de lucha contra el sida Act Up, en cuyo combate durante los años 1990 se centra la cinta, y "a todos aquellos y aquellas que libran batallas en la actualidad, que no reciben premios, que no son reconocidos por sus luchas".

"Por ejemplo, en Argentina en este momento las mujeres luchan para que el aborto sea por fin legal", señaló.

El actor argentino también coprotagonizó la otra gran ganadora de la noche, Nos vemos allá arriba, que se llevó cinco premios, entre ellos el de mejor dirección para el cineasta Albert Dupontel.

En esa película, que relata el destino de dos hombres durante la Primera Guerra Mundial, Pérez Biscayart da vida a un soldado que, tras perder la boca en una explosión, se reinventa fabricando unas máscaras dignas de la Comedia dell'Arte mientras prepara una gran estafa.

Homenaje a Penélope Cruz

El César al mejor actor fue para Swann Arlaud, de 36 años, por su papel de granjero que afronta una epidemia en Petit paysan (Pequeño campesino).

Esa cinta sobre el mundo agrícola, dirigida por Hubert Charuel, obtuvo otros dos galardones: el de mejor primera película y de mejor actriz secundaria para Sara Giraudeau.

El premio a la mejor actriz recompensó a Jeanne Balibar por su interpretación de la cantante Barbara.

La actriz española Penélope Cruz fue homenajeada con el César de Honor por su carrera cinematográfica, a caballo entre Europa y Hollywood, que recibió con emoción de manos de Pedro Almodóvar, con quien trabajó en varias ocasiones.

"Francia siempre ha sido muy generosa conmigo", declaró la actriz, de 43 años, flanqueada por el director manchego y por la intérprete francesa Marion Cotillard, encargada de presentar el premio.

"Sabes que eres una de las razones por las que decidó hacer cine [...] Gracias por el homenaje constante que haces a las mujeres con tu cine", le dijo a Almodóvar, con quien rodó cinco películas: Carne trémula, Todo sobre mi madre, Los abrazos rotos, Los amantes pasajeros y Volver.

La actriz madrileña acudió a la ceremonia junto a su esposo Javier Bardem y se sumó a la movilización contra la violencia sexual hacia las mujeres portando un lazo blanco.

Últimas noticias