Expertos trabajan para impedir que microfibras afecten la vida marina

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Portland, Maine. La batalla para impedir que diminutos contaminantes lleguen a su comida bien podría comenzar en el lavadero.

Innovadores están buscando formas de impedir que pequeñas partículas de la lavadora arriben a la vida marina. Se trata de microfibras tan pequeñas que no son retenidas por los filtros convencionales, llegan a los desagües, a ríos y arroyos, y pueden ser comidas o absorbidas por animales marinos, para al final ser servidas en la cena.

Lea aquí la nota completa

Últimas noticias