Muere el último dictador de Argentina, Reynaldo Bignone

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. El ex jerarca militar Reynaldo Bignone, último presidente de facto de Argentina, murió este miércoles a los 90 años, informó la prensa local.

Bignone presidió la Junta Militar entre 1982 y 1983 y había sido condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad durante la dictadura (1976-1983) que dejó 30 mil desaparecidos, según organismos defensores de los derechos humanos.

El ex represor había sido sentenciado junto al exjerarca militar Jorge Rafael Videla, ya fallecido, por robo de bebés de mujeres desaparecidas.

En 2016 había recibido una condena a 20 años de prisión por desaparición forzada de un centenar de personas en el marco del denominado Plan Cóndor de coordinación represiva entre los países del Cono Sur.

Su último proceso lo enfrentó el año pasado cuando sumó otra condenada a prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1977 en el Colegio Militar que estaba a su cargo, donde muchas de las víctimas eran soldados que cumplían con el servicio militar, por entonces obligatorio.

Bignone había logrado evitar ser juzgado en el histórico proceso contra las Juntas Militares en 1985, pero la derogación de leyes de perdón en 2003 habilitó numerosos juicio en su contra.

Antes de llamar a las elecciones generales que abrieron un proceso democrático que inauguró el expresidente Raúl Alfonsín en 1983, dictó una autoamnistía por los crímenes de la dictadura que no prosperó.

Murió en un hospital militar bajo arresto, al igual que el exjerarca de la dictadura, Luciano Benjamín Menéndez, fallecido la semana pasada los 90 años.

Últimas noticias