SE tiene libertad para hacer cambios en diálogo sobre TLCAN: CCE

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo cúpula del sector privado y cabeza del grupo que acompaña al gobierno en las negociaciones comerciales con Canadá y Estados Unidos, admitió que la Secretaría de Economía (SE) puede realizar cambios en los posicionamientos de México para avanzar en los temas complejos, como en reglas de origen en la industria automotriz, aun cuando haya consultas previas con los dirigentes del sector privado.

“Estaremos interesados en mantener el trabajo y el diálogo con la industria (automotriz) y con el resto de la iniciativa privada para dar los puntos de vista al gobierno. Si el negociador (la SE) considera algún otro cambio estará en el criterio del propio negociador” hacerlo, dijo el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, luego de que el titular de la SE, Ildefonso Guajardo Villarreal, aseguró que el Estado no estará “secuestrado” por un solo sector en el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La séptima ronda de negociaciones del TLCAN, que concluyó el lunes en Ciudad de México, cerró sin ningún avance en reglas de origen, y cuyos cambios propuestos por Estados Unidos son rechazados por la industria automotriz en México. Washington busca incrementar de 62 a 85 por ciento el contenido regional de los vehículos fabricados en América del Norte, lo que contraviene los intereses de la industria automotriz que opera en México.

Guajardo Villarreal dijo el lunes que la SE trabaja con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y que México no puso sobre la mesa una propuesta de avance en contenido regional, debido a que el negociador estadunidense, Jason Bernstein, regresó a Washington para participar en reuniones con los representantes de la industria automotriz estadunidense.

“Quien define si hay o no una propuesta (sobre reglas de origen) no es el sector (automotriz), sino quien está de responsable de la negociación” comercial, es decir, el gobierno mexicano, sostuvo Guajardo Villarreal.

El funcionario aseveró en que la SE está obligada a consultar a todos los sectores involucrados en la cadena de valor de la industria automotriz, pero las decisiones del Estado mexicano “no están condicionadas a la posición de un solo sector, porque en tanto así lo hagamos, podríamos estar secuestrados por un solo sector y sus intereses”.

En una entrevista con medios en Ciudad de México, el presidente del CCE aseguró que la representación mexicana en las negociaciones del TLCAN sigue “muy unida” y así se continuará con los trabajos durante el tiempo que sea necesario, con la finalidad de lograr un acuerdo con Canadá y Estados Unidos.

“Ningún sector (por sí solo) será factor de cambio por otro sector”, sostuvo Castañón, al admitir que el tema de reglas de origen en la industria automotriz es “difícil”.

Consultado sobre posibles diferencias del gobierno mexicano con la industria automotriz, Castañón dijo que la SE consulta a los empresarios acerca de todos los capítulos de renegociación del TLCAN, pero los funcionarios mexicanos “son los negociadores”.

Lamentó el estancamiento en el capítulo de reglas de origen, aunque confió en que habrá avances en las conversaciones “intersesionales”, las cuales se realizarán en las próximas cinco semanas. Estimó incluso que en este periodo serán cerrados cuatro o cinco capítulos más.

Castañón expresó además que el CCE “no piensa” que las negociaciones se extenderán más allá del 30 de noviembre, fecha en la cual dejará el cargo el presidente Enrique Peña Nieto. La renegociación del TLCAN no debe “contaminarse” con los procesos electorales, dijo el presidente del CCE.

Últimas noticias