Supremo delega a justicia ordinaria denuncias contra Lula y Rousseff

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Brasilia. El magistrado del Tribunal Supremo Federal de Brasil, Edson Fachin, decidió este jueves delegar a la justicia ordinaria de primera instancia unas denuncias de corrupción que la Fiscalía presentó contra los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y Dilma Rousseff (2011-2016).

También pasarán a ser juzgados por tribunales rasos los "exministros de Hacienda, Antonio Palocci y Guido Mantega, así como el extesorero del Partido de los Trabajadores (PT) João Vaccari Neto", mientras que las denuncias contra la senadora del PT Gleisi Hoffmann y de su marido, el exministro Paulo Bernardo, seguirán en el Supremo, debido a que ella tiene fuero privilegiado por ser senadora, resaltó la corte en un comunicado.

El Tribunal Supremo Federal es la máxima corte judicial de Brasil y la única con potestad para juzgar a personas con fuero privilegiado (parlamentarios o miembros del gobierno en activo).

Dado que Rousseff y Lula ya no cuentan con esta inmunidad, sus casos se tratarán en la justicia del Distrito Federal, un primer escalón judicial que normalmente resuelve los casos con más rapidez.

Últimas noticias