Medirán por vez primera desarrollo socioemocional de estudiantes

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Especialistas de 19 países de América Latina se reúnen en México para preparar la prueba piloto del Cuarto Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), que medirá por primera ocasión el desarrollo socioemocional, y no sólo las habilidades matemáticas y de lengua de alumnos de tercero y sexto grado de primaria de la región, informaron Margarita Zorrilla, consejera del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y Nuria Sanz, representante de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en México.

Durante la 39 reunión de coordinadores nacionales del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad Educativa (LLECE), Zorrilla destacó que desde 1997, cuando inició la aplicación del primer estudio regional “hemos ido mejorando sustancialmente la capacidad técnica para evaluar, pero también para la recopilación de datos sobre los sistemas educativos, lo que permite acceder a una mejor calidad de la información”.

Destacó que siguen vigentes las recomendaciones emitidas por la Unesco a principio de los años 90 para la transformación de los sistemas educativos, pues “proponía innovar a partir de la tradición, es decir, valorando y comprendiendo lo que ya existe; pero también estableciendo condiciones de comunicación y consensos; a lo que se suma la necesidad de tener una alta capacidad de previsión y entender que la evaluación debe servir para mejorar porque el aprendizaje sí importa”.

Javier Treviño, subsecretario de Educación Básica, destacó que México participa desde hace dos décadas en el LLECE, a fin de fortalecer las capacidades técnicas para evaluar la calidad de su sistema educativo. Consideró que la labor desarrolla el citado organismo es de “gran relevancia no sólo para nuestro país, sino para el conjunto de las naciones que lo integran”, por lo que es considerado, dijo, un mecanismo clave para el monitoreo y seguimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2030 sobre educación. 

Por su parte, en entrevista, Nuria Sanz, destacó respecto al caso de Ciudad Universitaria y la construcción de una torre de 27 niveles que podría afectar su declaratoria como Patrimonio de la Humanidad, que el Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco solicitó información complementaria a las autoridades responsables del Patrimonio Mundial en México y “estamos esperando que se complete, pero hemos escuchado que ha sido desestimado la construcción de este inmueble”.

Por ello, afirmó que con lo ocurrido generó un “referente para tener todas las capacidades para reaccionar a tiempo, y sobre todo de leer la Convención de Patrimonio Mundial no como un castigo ni el reglamento a cumplir, sino para explorar su contenido, el cual ayuda a los Estados a tomar las mejores decisiones, a consultar y a no tener problemas cuando las cosas ya iniciaron, sino a actuar en una fase anterior”.

Últimas noticias