Serena y Sharapova vuelven a París para Roland Garros

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Paris. El torneo femenino de Roland Garros, acostumbrado a las sorpresas en los últimos años, vuelve a presentarse muy abierto en esta edición, que comienza el domingo y donde dos ilustres ex campeonas del torneo, Serena Williams y Maria Sharapova, esperan brillar en su regreso a París.

Ninguna de las dos estuvo en Roland Garros en 2017, aunque por motivos muy diferentes: Serena estaba embarazada, mientras que Sharapova acababa de regresar de una suspensión por dopaje y no recibió una invitación de parte de la organización.

Esta vez ambas serán dos de las figuras a seguir en el arranque del torneo, donde su rendimiento es una de las grandes incógnitas.

Serena Williams, que ha caído por debajo del puesto 450º del mundo, apenas ha jugado en este 2018, con cuatro partidos disputados (tres en Indian Wells, uno en Miami).

Sus posibilidades en París son por lo tanto una incógnita por su falta de ritmo competitivo y porque no ha competido esta temporada sobre tierra batida.

Serena, ganadora de 23 títulos del Grand Slam en su carrera, tres de ellos en París (2002, 2013, 2015), empezará en primera ronda ante una adversaria teóricamente asequible, la checa Krystina Pliskova (70ª).

En unos eventuales octavos podría enfrentarse a Sharapova, campeona de Roland Garros en 2012 y 2014, y que actualmente es 29ª del mundo.

Sharapova sí que ha jugado más este año y recientemente alcanzó los cuartos de final en el torneo de Madrid y las semifinales en Roma, lo cual hace pensar en que está en avance.

En esa cita romana fue capaz de derrotar en cuartos de final a la letona Jelena Ostapenko, número cinco del mundo y que fue la campeona el año pasado en Roland Garros, ante la sorpresa general.

La victoria de Ostapenko, entonces una jugadora casi desconocida para el gran público, confirmó que el cuadro femenino de Roland Garros es un terreno abonado para las sorpresas.

Últimas noticias