Usted está aquí: jueves 18 de septiembre de 2008 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
galvanochoa@yahoo.com • Foro: http://dinero.tv/mexico/index.php

■ El efecto Martini golpea a la Bolsa

■ Se esfuma el dinero de ricos y pobres

■ Washington toma el control de AIG en México

Hay una circunstancia nueva y lamentable en los tropezones de la Bolsa Mexicana de Valores: afectan también a los pobres. Los políticos perrepanpriistas aprobaron que los ahorros para el retiro de los trabajadores se invirtieran en el mercado bursátil, no obstante que estaban más seguros en los Cetes, ahí habían estado protegidos desde que nació el sistema. Las Afore, si hay ganancias o no, ustedes lo saben, cobran su comisión, no van en el mismo barco que sus clientes. Sin contar las pérdidas del mes de agosto y la primera quincena de septiembre, así como tampoco la sensible caída de casi 5 puntos de ayer, se han esfumado de la Bolsa de Valores 28 mil millones de dólares en números redondos (305 mil 200 millones de pesos). Cuando se tenga la estadística actualizada, con números a septiembre, posiblemente el recuento de daños arroje una cantidad cercana a 40 mil millones de dólares. En parte son los estragos causados por el efecto Martini, la sacudida que estremece hasta sus cimientos al sector financiero e hipotecario de Estados Unidos. Apenas en octubre del año anterior, la Bolsa Mexicana de Valores alcanzó su máximo histórico: 32,836 puntos. El valor global de las acciones de sus empresas llegaba a 426 mil millones de dólares, de los cuales 167 mil correspondían a inversionistas extranjeros. Carlos Slim confirmaba su posición como el hombre más rico del mundo, sólo dos de sus compañías –América Móvil y Teléfonos de México (telmex)– se cotizaban en más de 100 mil, pero tiene más. Lo bueno es que hay funcionarios optimistas que nos dicen que no debemos preocuparnos. En esta página aparece una gráfica con las cifras indicativas del valor de mercado de las compañías, a partir de su máximo histórico al cierre del mes anterior.

Para la historia

El gobierno de Estados Unidos la noche del martes tomó el control de la compañía de seguros AIG –American International Group–, una de las mayores empresas aseguradoras del mundo, en una negociación muy compleja: le prestó 85 mil millones de dólares para que se salvara de la quiebra y, a cambio, recibió como garantía 80 por ciento de sus acciones, en forma de notas de participación. Todas las propiedades, todos los negocios de AIG quedaron bajo su dominio, incluyendo a AIG de México, con oficinas en las principales ciudades de la República. Es algo inédito: un gobierno extranjero asume el mando directo de una importante empresa en nuestro territorio. La historia se remonta a la fusión de dos firmas nacionales, Interamericana y Seguros Independencia, hace más de medio siglo, en Yucatán. Después de los cambios y las muchas crisis, AIG compró a Grupo Bital el total de las acciones de Interamericana y comenzó a operar como compañía con capital extranjero al 100 por ciento. Me pregunto si no irá a suceder lo mismo con el petróleo, de prosperar la idea de entregarle las nuevas refinerías a compañías como Exxon o Repsol. Un día podríamos amanecer con la noticia de que la empresa privada estaba a punto de quebrar, tomó su control el gobierno de su país, y pasando por encima de nuestra Constitucion, se asume como dueño de uno de los procesos fundamentales de la producción. ¡Y habría guerra si alguien se atreviese a tocar sus intereses! Si alguna lección nos está dejando el derrumbe de las catedrales de la globalización y el liberalismo económico a ultranza, es la importancia de que cada nación reserve bajo su control exclusivo las áreas estratégicas de su economía.

El dólar

Cuando hace algunas semanas el Banco de México dejó de vender dólares estadunidenses a la banca comercial –su valor había bajado en la frontera norte a menos de 10 pesos– comenté que habría una corrección de rumbo y que en pocas semanas la divisa se cotizaría arriba de los 11 pesos. En ese contexto, el dólar se ubicó ayer en 10 pesos 90 centavos.

e@Vox Populi

Asunto: ahorro en las Afore

Tengo algunas dudas con respecto a la Afore Principal. 1) Si a lo largo de cierto número de años le meto 100 mil pesos a mi cuenta, ¿se me regresará con o sin intereses? 2) ¿Me va a cobrar alguna comisión por manejo de cuenta? 3) Al retirarme y cobrar mis ahorros ¿me va a descontar un porcentaje y de cuánto sería aproximadamente? En pocas palabras, ¿vale la pena invertir dinero en tu Afore?

Anaeli Franco/Distrito Federal

R: Meto el freno en la primera pregunta: ¿quién puede asegurar, en medio del vendaval, que están seguros nuestros ahorros en las Afore, si fueron irresponsablemente invertidos en la Bolsa de Valores?

Asunto: ¿Martini o Bourbon?

Leo en tu columna de ayer, que a falta de nombre del problema financiero originado en Estados Unidos desde octubre pasado, se te ha ocurrido llamarlo efecto Martini. Sin embargo, creo que sería más apropiado bautizarlo efecto Bourbon, por ser esta bebida todavía más característica de los vecinos.

Zirahuén Villamar/Distrito Federal

R: ¡Chispas! Rara vez se me ocurre algo original y ahora que se dio el milagro no te gustó. Por decisión antidemocrática se queda Martini. Hay muchas leyendas sobre su origen, a mi me gusta ésta: a fines del siglo XIX en la ciudad de Martínez, California, un rico minero ofreció una recompensa de oro a cambio de la receta de un coctel a su gusto. El minero eligió –y premió– una mezcla de tres partes de ginebra y una de vermouth con una aceituna adentro, y la  bautizó Martínez. (Dos aceitunas son mejor).

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.