Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 14 de enero de 2007 Num: 619


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
Muro, pobreza y discriminación
GABRIEL COCIMANO
La TV: estética y manipulación
ALEJANDRO MICHELENA
Imperio estadunidense: quiénes y por qué
ROSA MIRIAM ELIZALDE
Entrevista con GORE VIDAL
Poema
ODYSSEAS ELYTIS

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Bemolsostenido
ALONSO ARREOLA

Leer
Reseña de Enrique Héctor González sobre Finjamos que soy feliz


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


ROGELIO GUEDEA

"EL HOMBRE QUE SOÑABA SU RÍO"

El hombre estaba dividido por un río profundo de dos aguas, una que subía y una que bajaba. Él mismo, en sus aguas, no sabía a veces si ascender para alcanzar la naciente de un manantial o descender para llegar a la desembocadura de otro río o mar que atisbaba detrás del horizonte. Los ríos le cruzaban el cuerpo, como el amor o el odio. Lo hacían girar en un compás de viento, tal como hacen las palomas extraviadas o las hojas de los árboles al ser arrasados por el otoño. Como su voluntad era líquida, siempre se regodeaba en un cauce o una hendidura de dos piedras. Nunca iba más allá de esa avanzada, prisionero como estaba en sus orillas. Sin embargo, en los días de sol o tardes de lluvia, cuando los niños lo cruzaban a brazadas ceñidas de un linde a otro, el hombre (en sus aguas que lo cercaban) se sentía cómplice y compañero, amigo y confidente (siempre) de lo insondable.