Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 11 de febrero de 2007 Num: 623


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
La entonación exacta
EMILIANO MONGE
John Berger: el golpe poético de la mirada
MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ
Poemas
JOHN BERGER
Tambuco: golpe a golpe
ALONSO ARREOLA
Acerca de la supuesta hibridez del ensayo
EVODIO ESCALANTE
Alejandra Pizarnik y sus personajes
ELIZABETH DELGADO

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

Cabezalcubo
JORGE MOCH

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA

Minicuento
JESÚS VICENTE GARCÍA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Tambuco: golpe a golpe

Alonso Arreola

Tambuco, cuarteto de percusiones mexicano formado hace catorce años, es de los pocos conjuntos saludables, prolíficos y autogestivos que han sabido superar la marginación local del género clásico o contemporáneo, así como la indiferencia de una industria enferma, para triunfar "con bombo y platillo" en decenas de festivales de cuatro continentes. Pensando en ello y a propósito de sus conciertos en el Lunario del Auditorio Nacional (febrero 14, con la percusionista estadunidense Valerie Naranjo) y en el Teatro de la Ciudad como parte del Festival de México en el Centro Histórico (marzo 20, con los japoneses Nanae Yoshimura y Kifu Mitsuhashi); pensando en ello, decíamos, nos pusimos en contacto con Ricardo Gallardo, Alfredo Bringas, Raúl Tudón y Miguel González para hacerles un merecido reconocimiento y, a golpe de letra, aprender sobre el milenario arte de la mano y la percusión.

-¿Cómo combinar una difícil supervivencia con un crecimiento sostenido?

-Comparemos por un instante nuestra forma de trabajo con la forma en la que los seres vivos se desarrollan en la naturaleza. Muchas especies deben subsistir en un ambiente cuyas condiciones de supervivencia son extremadamente adversas. Para sobrevivir, las especies se adaptan a su entorno y desarrollan estrategias que, cuando son exitosas, les permitirán evolucionar. Conocemos nuestro entorno y hemos sabido trabajar con él y a pesar de él. La salud de Tambuco es resultado de una estrategia en donde es imprescindible conocer el medio y proponer soluciones creativas. También consideramos desde un principio que era importantísimo consolidar nuestro trabajo a nivel internacional. Supervivencia y evolución están estrechamente ligadas a la expansión.

-¿Cómo definir la misión del conjunto en el inevitable río de las etiquetas?

-La definición es sencilla: Tambuco es un ensamble de percusiones cuyo propósito es expandir y difundir la música de concierto escrita a partir de 1930 (cuando se estrena la primera obra para percusiones) hasta lo que va de 2007. Somos un ensamble políglota porque las percusiones son una familia multicultural. Una Torre de Babel en la que los bongós, teponaxtlis o güiros de Latinoamérica se mezclan con gongs asiáticos, mientras tambores africanos contrapuntean a teclados europeos, todos entrelazando frases musicales que al final no son ni latinas, ni asiáticas, ni africanas, ni europeas. La identidad global del ensamble de percusiones es más fuerte que la suma de sus partes. Hemos aprendido muchísimo al tocar instrumentos de percusión que permanecen vivos en su contexto étnico, pero debemos aclarar que Tambuco no se desempeña en expresiones musicales folclóricas o jazzísticas. Cada uno de estos géneros tiene una línea de desarrollo particular. Tambuco elige instrumentos por sus cualidades sonoras, aprende las técnicas tradicionales y desarrolla una "técnica extendida", puesta a servicio de la creación y expresión de los múltiples lenguajes de la música contemporánea.

-¿Cómo un ensamble de percusiones puede desarrollar un discurso melódico y armónico que sitúe a los instrumentos rítmicos por encima de sus confinamientos tradicionales?

-Existe una infinidad de instrumentos de percusión que pueden producir sonidos con una "frecuencia" definida o "notas afinadas" como se dice comúnmente. Un primer ejemplo es el piano, seguido por muchos otros como marimbas, vibráfonos, xilófonos, steel pans, etcétera. En estos instrumentos, un compositor puede trabajar con elementos melódicos y armónicos como lo hace con instrumentos de cuerda o de aliento. Adicionalmente, es impresionante la velocidad con la que la técnica de los teclados de percusión ha avanzado, permitiéndonos tocar de una forma que pareciera imposible hace tan sólo algunos años.

-Otro componente que ha hecho triunfar a Tambuco en tantos países ha sido el de lograr una puesta en escena atractiva. ¿Cómo incluyen los complementos extramusicales?

-Durante cientos de años el público de concierto ha observado y escuchado instrumentistas tocando pianos, violines, flautas, trompetas... Nos hemos acostumbrado a reconocer los sonidos que producen y las emociones que evocan. La percusión, como contraste, no tiene una carga gestual, sonora o visual tan asimilada en la música de concierto. Tal novedad causa que el escucha se fascine al percibir todos aquellos sonidos producidos por instrumentos tan poco familiares. Sin embargo, nuestros conciertos no sólo son atractivos por los instrumentos sobre el escenario. Tambuco hace música de una forma muy particular y se compromete profundamente con la interpretación, utilizando todos los recursos a su alcance para lograrlo. El éxito de la conexión entre Tambuco y su público radica en que las obras para percusión se escuchan a varios niveles. Al interpretar estas obras estamos proponiendo nuevos modelos de comunicación emocional e intelectual, para mirar y escuchar el mundo que hoy nos rodea y tal vez comprenderlo un poco mejor.

-Al tener una capacidad múltiple en la ejecución de percusiones diversas, ¿han adquirido los miembros de Tambuco alguna especialidad?

-El percusionista debe desarrollar una gran capacidad de transformación constante. La mayoría de las obras que interpretamos fueron escritas por compositores que están vivos. Cada uno ha desarrollado lenguajes y pensamiento musical únicos, así como códigos de transmisión de sus ideas particulares. Como percusionistas debemos aprender cada uno de estos nuevos lenguajes y sus códigos. Esto hace que nuestro perfil sea muy diferente al de cualquier otro instrumentista. Desarrollamos una flexibilidad que difícilmente se encuentra en otros músicos. Si le pides a un percusionista que toque un silbato de árbitro, lo aprenderá a tocar con gusto. Si se lo das a quien en teoría correspondería (un ejecutante de instrumento de aliento), te lo avienta a la cara.

-¿Por qué relacionarse con otros percusionistas, como los que los acompañarán en el Lunario y durante el Festival de México en el Centro Histórico?

-Tiene que ver con nuestro modo de ver la vida. Tambuco cree que la colaboración puede ser un gran vehículo de creación. La colaboración con compositores y con otros músicos es una de nuestras tareas más importantes pero también de las favoritas. Al interactuar con otros artistas hay un crecimiento individual y colectivo que se ve reflejado en el resultado musical. Es un ejercicio que beneficia a todas las partes involucradas, incluyendo al público.

-Háblenos del repertorio a ejecutarse en el Lunario. ¿Se trata de un replanteamiento del diálogo entre las percusiones africanas y las americanas?

-Antes de hablar del repertorio, es preciso describir la personalidad artística de Valerie Naranjo. Ella es una gran percusionista que ha dedicado la mayor parte de su vida al estudio del gyil (se pronuncia yili), instrumento de teclado originario de Ghana. Su aportación e influencia se ha hecho sentir en la tradición musical de África misma. Gracias a sus interpretaciones en el Festival Kobine de Música Tradicional en Ghana, en 1988, se decreta que las mujeres podrán tocar el gyil, privilegio que hasta entonces era restringido a los hombres únicamente. En otra faceta muy diferente, Valerie es la percusionista imprescindible de la famosa banda Saturday Night Live (The SNL Band). Con Valerie interpretaremos varias piezas: composiciones originales de ella, así como transcripciones de música Lobi y Dagara. Además, ambos tendremos intervenciones por separado.

-Hablemos de su participación con artistas japoneses en el marco de Festival de México en el Centro Histórico.

-Desde su inicio, Tambuco ha estado estrechamente ligado con la música y los músicos japoneses. En nuestro primer concierto realizamos el estreno mundial de "Critical Point", que el compositor Japonés Takehito Shimazu escribió para nosotros. Después grabamos un CD dedicado a la música para percusiones de destacados compositores japoneses y posteriormente realizamos una gira de un mes en Japón con Keiko Abe como solista. Hace dos años iniciamos un proyecto de colaboración con Nanae Yoshimura (considerada "tesoro viviente" en el Japón y sin duda la intérprete de koto más importante en la actualidad) y Kifu Mitsuhashi (genial virtuoso que ha influenciado muchísimo el desarrollo de jóvenes intérpretes de shakuhachi). Con estos dos grandes artistas desarrollamos el proyecto Tambuco–Koto–Shakuhachi con el cual estrenamos obras comisionadas a compositores japoneses y mexicanos en el Festival Internacional Cervantino. El concierto marcó un gran éxito y este año lo presentaremos por primera vez en la Ciudad de México, en el marco del Festival de México en el Centro Histórico.

-¿Hay planes para otras colaboraciones en estudio o en vivo?

-Además de las colaboraciones ya mencionadas, describo las siguientes: En abril Tambuco realiza su "Concierto en Casa 2007". Para tal ocasión, Katalin Károlyi, mezzosoprano húngara, se nos une como solista invitada. Juntos haremos el estreno latinoamericano de "Sippal, Dobal, Nadihegeduvel" (de Pífanos, Tambores y Violines) para cuarteto de percusiones y mezzosoprano, de Gyorgy Ligeti. Esta es la última obra que escribió el gran compositor húngaro. Katalin trabajó con Ligeti en su composición. En mayo haremos un concierto con Southwest Chamber Music, ensamble californiano con quien grabamos el Vol. 3 de la música de Cámara de Carlos Chávez. Este CD recibió tres nominaciones al Grammy, incluyendo la categoría principal: Mejor Album de Música Clásica. Con ellos haremos un concierto con toda la música para percusiones de Carlos Chávez. También realizaremos el concierto titulado Soundscape con el artista visual Kevork Mourad, quien ha desarrollado una técnica especial de pintura espontánea y animación en tiempo real, en la cual comparte el escenario con Tambuco. El resultado es espectacular: el aspecto narrativo de la música crece al verse reforzado por la presencia de los elementos visuales conjugados. También haremos dos conciertos con el gran percusionista Hossam Ramzy, uno de los músicos egipcios más importantes en la actualidad.

-¿Hay festivales en puerta?

-Varios: en Puebla, DF, San Luis Potosí, Guadalajara, Estados Unidos, Monterrey, Guanajuato, Canadá, Durango, Corea y otros más.

-¿Hay una vida académica alrededor de Tambuco?

-La creación de nuevas generaciones de percusionistas es un proyecto importantísimo para Tambuco. Constantemente realizamos clases maestras, talleres y conciertos didácticos. El Curso Internacional de Percusiones cumplirá su tercer año y es un proyecto educativo muy importante, en donde los participantes provenientes de diversas partes del mundo tienen la oportunidad de trabajar de una forma intensa y concentrada con Tambuco.

Para conocer más sobre el trabajo de este conjunto, visite: www.tambuco.org