Usted está aquí: Inicio Economía En dos meses de este gobierno se perdieron 178 mil 370 empleos

INEGI: 73% eran plazas permanentes; 300 mil puestos menos en 2007, prevé el BdeM

En dos meses de este gobierno se perdieron 178 mil 370 empleos

Menor crecimiento económico, PIB de 3.9% y déficit comercial de 9 mil 290 mdd, pronostica el CEESP

Considera la actividad política de este año como riesgo que puede limitar la economía

JUAN ANTONIO ZUÑIGA, SUSANA GONZALEZ

Ampliar la imagen Albañiles toman un descanso en la obra donde trabajan Foto: Guillermo Sologuren

Unas 178 mil 370 personas perdieron su empleo en el sector formal de la economía durante los dos primeros meses de la actual administración, indican informes oportunos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Elaborados con base en los seguimientos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los informes indican que durante diciembre de 2006 y enero de este año, 73 por ciento de los empleos perdidos correspondió a la cancelación de fuentes de trabajo consideradas ''permanentes'', cuyo número descendió en casi 129 mil; en tanto, en 49 mil 454 de los casos se trató de trabajadores ''eventuales''.

Este descenso en los niveles de empleo formal, el cual se registra de manera cíclica al comenzar cada año, seguramente se reflejará en la tasa de desempleo abierto de enero, la cual dará a conocer el INEGI el 21 de febrero.

Según la encuesta mensual aplicada por el Banco de México a las principales empresas privadas de análisis y consultoría, en enero de este año los especialistas estimaban en 615 mil el número de nuevos empleos que se abrirán en el sector formal de la economía durante 2007. Este pronóstico implicaría un descenso de 300 mil puestos de trabajo respecto de los 915 mil que se generaron en 2006, según los indicadores del Seguro Social.

El número de empleos dependerá del dinamismo que desarrollen las actividades productivas este año, sobre el cual hay consenso entre analistas del sector privado y del público en que será menor al de 2006 pasado, aunque todavía es prematuro para definir tendencias.

Por su parte, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) consideró que, debido al escenario de menor crecimiento económico que enfrentarán las empresas del país, en 2007 habrá una caída en la creación de empleos respecto a los generados en 2006, pues se dispondrá de 130 mil plazas menos respecto a las 895 mil que se registraron durante el último año del sexenio anterior.

En tanto, la inversión extranjera directa (IED) podría mantenerse al mismo nivel que el año pasado, cuando se obtuvieron 16 mil 500 millones de dólares, pero ello implica un retroceso de 13 por ciento respecto a lo registrado en 2005, advirtió el organismo empresarial al presentar sus expectativas macroeconómicas para 2007.

Consideró que para este año el producto interno bruto (PIB) será de 3.9 por ciento, en contraste con el 4.8 por ciento registrado en 2006, mientras el tipo de cambio promedio con el dólar será de 11.09 pesos, y la balanza comercial tendrá un déficit de 9 mil 290 millones de dólares, cuando el año pasado fue de 5 mil 835 millones de dólares.

Peligros inmediatos

Si bien el CEESP ponderó que se anticipa que el primer trimestre de 2007 será ''ligeramente más dinámico de lo previsto, debido a la inercia que se generó en la parte final de 2006'' tanto en la economía de México como en la de Estados Unidos, manifestó que la desaceleración y el déficit de la última, así como la inflación y la posibilidad de que sigan cayendo los precios del petróleo, e incluso ''la actividad política que se dará en 2007'' en territorio mexicano. son riesgos que pueden limitar más el crecimiento.

En cuanto a la inflación, el CEESP previó que se ubicará en 3.8 por ciento, pues insistió en que recientes ''las perturbaciones'' en precios se localizan en unos cuantos productos, aunque reconoció que ''no deja de haber algunos riesgos que podrían modificar el resultado".

No obstante, manifestó que si bien la inflación no ha representado un problema grave para el país, ''la permanencia de elevados precios internacionales en algunos productos básicos podría trasladarse al consumidor final, modificando las expectativas.

''Destaca el hecho de que los precios internacionales de los granos ha aumentado en los últimos meses, situación que podría incidir en la evolución de los precios de otros bienes como los alimentos procesados, afectado la evolución de la inflación subyacente'', indicó.

Confió en que pese a que las expectativas de inflación provoquen algunas presiones por mayores incrementos, las revisiones contractuales se mantendrán a niveles muy cercanos a la inflación, ''lo que permitirá que al finalizar 2007 el poder adquisitivo vuelva a tener una modesta ganancia, considerando que la inflación concluirá el ejercicio ligeramente por debajo de ese nivel''.

El organismo privado puntualizó que aunque la economía crecerá menos en 2007, hay señales de que continuará con avances importantes, y mencionó que sorprendió a muchos el crecimiento del PIB que alcanzaron México y Estados Unidos en 2006, porque se esperaba un comportamiento poco favorable.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.