Usted está aquí: Inicio Política Rechazar el bono de pensión, la mejor defensa ante Ley del ISSSTE: experta

Tendrán la certeza de un ingreso seguro al término de su vida laboral, destaca

Rechazar el bono de pensión, la mejor defensa ante Ley del ISSSTE: experta

ANGELES CRUZ MARTINEZ

Ante la nueva Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la mejor defensa que tienen los empleados es elegir el régimen de jubilación previsto en el artículo décimo transitorio y rechazar el bono de pensión, con lo que al menos tendrían la certeza de que al término de su vida laboral accederán a un ingreso económico mensual seguro.

Un análisis de la legislación que entró en vigor el pasado primero de abril, elaborado por Norahenid Amezcua Ornelas, especialista en temas de seguridad social, advierte que con el bono, además de tener que acreditar mayor edad para el retiro, los servidores públicos contarán con una pensión suficiente sólo si tienen los ahorros que les permitan contratar los servicios de una institución de seguros.

Con los cambios hechos a la normatividad del instituto se cancela la posibilidad de que los trabajadores activos preserven en sus términos el derecho a la jubilación conforme a la ley anterior, como sí ocurrió con los trabajadores del Apartado A que, si lo desean, pueden acceder al retiro con base en la legislación de 1973.

La especialista señala que el único recurso que aún tienen a la mano los trabajadores que se rigen por la Ley del ISSSTE es interponer un amparo indirecto por la inconstitucionalidad del ordenamiento.

En su libro Nueva Ley del ISSSTE, que será presentado este viernes, Amezcua Ornelas, quien ha publicado más de 30 textos sobre asuntos laborales y de seguridad social, detalla que todavía es posible echar mano del recurso de amparo.

Uno de los aspectos más graves que resalta la especialista es la aplicación retroactiva de la ley, al modificarse las condiciones de acceso a la jubilación -derecho ya existente y cuyas condiciones ahora cambian-, con lo que se desconocen los derechos adquiridos de los trabajadores, además de que se "abren las puertas a la subrogación de los servicios médicos y bursatiliza las carteras del Fovissste y el sistema de préstamos".

Amezcua Ornelas realizó un desglose de los efectos de la reforma, que ha sido impugnada por más de 100 mil trabajadores ante un juzgado de distrito, y apunta que la Ley del Seguro Social -vigente desde 1997-, a pesar de sus deficiencias, "es un nicho de justicia" respecto a la del ISSSTE.

Explica que de no ampararse o no ganar el juicio de amparo, los trabajadores activos deberán escoger entre una conservación limitada de sus derechos, prevista en el artículo décimo transitorio de la nueva ley, o cambiarlos por el bono de pensión.

El libro de Amezcua Ornelas se presenta mañana a las 16:30 horas en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), ubicado en Avenida Universidad 779, colonia Santa Cruz Atoyac.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.