Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Rechazan evaluaciones de la OCDE sobre educación

Siempre ha deformado la información: Díaz Barriga

Rechazan evaluaciones de la OCDE sobre educación

El organismo publica hoy estudio anual sobre el tema

Karina Avilés

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dará a conocer hoy su esrudio titulado Panorama de la educación correspondiente a este año, pero informó que será en 2009 cuando se sabrá si un país ha avanzado en los retos planteados por el organismo en el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), que mide habilidades en matemáticas, español y ciencias.

Este martes la OCDE ofrecerá un informe en torno a indicadores educativos relacionados con inversión pública y privada, salario de profesores, gasto por alumno y nivel de titulación, y anuncia dos apartados novedosos: migración y educación superior.

Ángel Díaz Barriga, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expresó que del estudio realizado por el organismo internacional “pueden esperarse casi los mismos datos (de años anteriores) y el mismo manejo deformado de éstos”.

Cuestionó que tales indicadores se utilicen por la tecnocracia para realizar interpretaciones sesgadas, y recordó que la OCDE ha sostenido que el gasto en educación como porcentaje del PIB en México está por encima del promedio de los países miembros; sin embargo, el organismo no dice “de qué tamaño es el PIB en Estados Unidos y el de México”.

Por otro lado, añade, “llega a conclusiones falsas, al señalar que los maestros mexicanos son los mejor pagados. La explicación aquí es que considera el porcentaje del PIB en relación con el salario docente, pero no se apoya en otros índices, como los bienes de necesidad vital que se pueden adquirir con ese salario”.

Críticas a la prueba PISA

El Panorama de la educación 2007 precede a la próxima presentación de la prueba PISA, cuyos resultados se darán a conocer en diciembre como parte de un ciclo que se inició en 2000. Este examen puso especial énfasis en la habilidad de lectura; en 2003 se centró en matemáticas y en 2006 en ciencias. En 2009 nuevamente se enfatizarán las destrezas lectoras; con ello se completará un ciclo y entonces se podrá evaluar si un país tuvo avances en el sector.

Díaz Barriga explicó que la prueba PISA no mide los conocimientos, sino las habilidades y destrezas para la vida. En contraste, dijo, los exámenes mexicanos tienen una visión más enciclopédica.

Lamentó que en el país la cultura de la evaluación sea para “asustar a la gente con sus resultados, que sirven para llenar los periódicos durante tres o cinco días”, mientras en el trabajo del docente –que es fundamental para revertir el atraso– no va a pasar gran cosa.

“Es como si alguien va a realizarse un examen de química sanguínea y le dicen que tiene la glucosa alta y se espera a que por arte de magia tenga la glucosa normal en el siguiente examen”. Por ello recomendó que en lugar de tanta inversión en pruebas ese dinero se invierta en programas reales de capacitación docente.

México tiene que empezar a admitir que mientras no haga algo en el salón de clases en cada uno de los 200 días que conforman el calendario escolar, no cambiará el deterioro educativo actual, dijo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.