Usted está aquí: Inicio Política Los permisionarios de juegos y sorteos deberán pagar impuesto especial de 20%

Gobernación espera captar mil 200 millones de pesos en 2008 por ese concepto

Los permisionarios de juegos y sorteos deberán pagar impuesto especial de 20%

Fabiola Martínez

La reforma fiscal –aprobada ya en el Congreso– podría ser promulgada en los últimos días de octubre, de acuerdo con cálculos de la Secretaría de Gobernación (SG), es decir, sería publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para su entrada en vigor.

En lo que atañe a los asuntos de responsabilidad y vigilancia de la SG, la enmienda hacendaria incluye un impuesto de 20 por ciento para los permisionarios de juegos y sorteos, según el nivel de ingresos captados por estas actividades.

Desde 2005 la Secretaría de Hacienda fijó para los empresarios del ramo un rango de impuestos (aprovechamientos) mínimos: entre 1 y 2 por ciento sobre el monto de las apuestas realizadas en los llamados bingos.

La tabla que rige hasta el momento establece 2 por ciento sobre apuestas realizadas en instalaciones propias; 1 por ciento sobre las apuestas de actos celebrados en el extranjero y el mismo nivel sobre apuestas de eventos deportivos nacionales y extranjeros. Además, 4 por ciento sobre el monto de las apuestas en juego de naipes, dados y ruleta en ferias.

Aunque había propuestas para aplicar diferido el nuevo impuesto, al final los legisladores defendieron la propuesta que prevé una tasa fija de 20 por ciento en el marco del impuesto especial sobre producción y servicios.

Por el nivel de tarjetas y boletos electrónicos vendidos, la reforma tendrá mayor impacto en Administradora Mexicana de Hipódromo –operadora de los establecimientos conocidos como yaks), cuyo permiso de operación vence en 2022. De igual forma, afecta a las empresas de Jorge Hank Rhon (Grupo Caliente, entre otras), así como a Apuestas Internacionales, filial de Televisa.

Esta última cuenta con capacidad para expandir hasta 65 centros de apuestas remotas e igual cantidad de salas de sorteo de números, y es símbolo del pequeño grupo de las empresas beneficiadas por un bloque de permisos autorizados el sexenio pasado (mayo de 2005), cuando el ahora senador panista Santiago Creel era secretario de Gobernación.

No existe un cálculo definitivo respecto del monto que podría captar la Tesorería de la Federación con el nuevo gravamen a ese sector, aunque estimaciones preliminares de la Secretaría de Hacienda señalan que el monto para el erario podría rondar los mil 200 millones de pesos, adicionales a la magra cantidad que actualmente se recauda respecto de los millonarios ingresos de este negocio en expansión.

En 2006 la Federación captó 259 millones por concepto de sorteos, carreras de caballos, peleas de gallos, salas de sorteo de números y centros de apuestas remotas. Se calcula que los grandes empresarios del sector contribuyeron con 170 de los 259 millones de referencia, por lo que la ganancia de los permisionarios fue amplia, toda vez que sólo reportan al fisco una cantidad mínima del total de ingresos captados en los juegos de azar

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.