Usted está aquí: Inicio Estados El gobernador de Jalisco enfrentaría juicio político por peculado

El gobernador de Jalisco enfrentaría juicio político por peculado

Enrique Méndez, reportero, y Raúl Torres / La Jornada Jalisco

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) inició una investigación sobre el origen de los fondos que donó el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, para la construcción de un santuario cristero en Guadalajara.

El 17 de abril el auditor Arturo González de Aragón envió un oficio al gobierno del estado para que explique de qué partida se obtuvieron los 30 millones de pesos (de un total de 90) entregados por González Márquez a la Asociación Civil Pro Santuario de los Mártires.

Diputados de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación anticiparon que, como 90 por ciento de los fondos del estado provienen de asignaciones federales, es probable que el dinero entregado por González sea de ese origen y, por tanto, se le podría iniciar juicio político por peculado. El resto de los recursos del estado, señalaron, proviene de ingresos propios, aprovechamientos y derechos.

El 2 de abril el presidente de la comisión, Antonio Ortega Martínez, envió a González de Aragón el oficio CVAS/LX/270/2008 para informarle que, a solicitud de diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por Jalisco, se requería realizar una “revisión de situación excepcional” sobre el posible uso de recursos federales en la entrega de los primeros 30 millones del gobierno del estado a la Arquidiócesis de Guadalajara para la construcción del templo cristero.

Dos semanas después, el día 17, el auditor respondió a la comisión en el oficio OASF/0663/2008: “Hemos solicitado a la Secretaría de Finanzas del gobierno de Jalisco, así como a la Auditoría Superior de Jalisco, nos informen si el referido donativo involucra recursos de carácter federal”.

Ortega Martínez dijo que el gobierno de González Márquez está obligado a explicar la partida utilizada para la llamada macrolimosna. “Si se identifican recursos federales, se tipificaría una violación al Presupuesto de Egresos de la Federación, donde no se autorizó partida ni rubro para turismo religioso, templos o compromisos ideológicos del gobernador”, declaró.

El diputado Tonatiuh Bravo Padilla explicó que el cheque de 30 millones de pesos entregado por el gobernador tiene su origen en la partida 42-22 del presupuesto del estado, relacionada con un fondo para la estimulación de actividades turísticas que, sin embargo, tiene un techo de sólo 52 millones.

“En ese fondo se concursan proyectos, con el respaldo de los municipios, por 250 mil o 350 mil pesos cuando se trata de zonas marginadas, pero la Asociación Civil Pro Santuario de los Mártires, nombre absolutamente religioso, le solicitó 30 millones, cuando el financiamiento acostumbrado es mucho menor. Además, en el acuerdo se establece que el objetivo es la construcción de un recinto espiritual y de instalaciones con ‘actividades de caridad’ y, por lo tanto, no tiene nada que ver con el turismo”, resaltó.

En Guadalajara, el gobernador Emilio González Márquez reconoció ser un mal orador –“mis discursos no son los mejores”–, pero aseguró que la gente lo recordará no por sus discursos, sino por sus hechos, y aseguró que su administración hace “tantas cosas” para revertir la pobreza en Jalisco que se notan en cada una de sus giras de trabajo.

Luego de participar en la inauguración del Primer Congreso Internacional de Biocombustibles, el mandatario insistió en que la entrega de fondos públicos a la Iglesia católica es un tema cerrado e insistió en que es una inversión para desarrollar el turismo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.