Usted está aquí: Inicio Política El examen de oposición para maestros no es la panacea educativa, subrayan

■ El tráfico de plazas magisteriales es parte de “la identidad cultural” del país: Jorge Santibáñez

El examen de oposición para maestros no es la panacea educativa, subrayan

Karina Avilés

Mientras que la Secretaría de Educación Pública (SEP) intenta borrar con su solo dicho el vicio de las plazas heredadas porque supone que el examen de oposición terminará con lo que según la dependencia forma parte “de la identidad cultural”, el sindicato magisterial acusó a la disidencia de oponerse a la prueba porque lesiona “su marchómetro”, en función del cual –según dijo– autoridades educativas y gobiernos estatales les otorgan “plazas”, “asignaciones” y “ascensos”.

Pese a que la SEP estima que se presenten 100 mil concursantes para el examen del 11 de agosto, para los cuales sólo existen cerca de 8 mil plazas, ayer reconoció que hay 80 mil maestros que cubren un interinato o están contratados por honorarios; 20 mil docentes que han migrado a Estados Unidos en busca de trabajo y más de 30 mil egresados de las normales, por lo que todos ellos podrían demandar una plaza.

El subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, expresó que “no podemos tener estas desarticulaciones y desajustes tan grandes entre lo que demanda el sistema de educación básica desde el punto de vista de volúmenes de docentes y los que nosotros formamos en las normales; necesitan revisarse todos esos procesos” y “mejorar los mecanismos de ingreso o promoción”.

Precisó que sólo uno por ciento de los docentes de las normales tiene doctorado, mientras 5 por ciento de los normalistas no ha alcanzado el grado de licenciatura. Dijo que este concurso será determinante para revisar las acciones que se pondrán en marcha en torno a los programas de estudio de estas escuelas.

En conferencia de prensa conjunta, el titular de la Unidad de Planeación de la SEP, Jorge Santibáñez, debió corregir, ante las insistentes preguntas sobre los criterios de calificación de la prueba, mediante la que es posible la contratación de profesores con muy bajos puntajes: aunque un día antes dijo que se contratarán a los “mejores maestros”, ahora rectificó y dijo que “serán los mejores”, pero “de lo que tenemos”.

De acuerdo con la SEP, con tan sólo 36 aciertos de las 80 preguntas es posible acreditar el concurso. Y aquellos maestros que tengan un puntaje equivalente a 35 aciertos o menos serán eliminados del proceso de evaluación. Los 17 tipos de exámenes se aplicarán en 128 sedes del país y la selección tendrá un costo de 32 millones de pesos.

Tanto la SEP como los representantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) coincidieron en que este concurso no solucionará por sí mismo el problema de la calidad del docente. “Si nos casamos con la idea” de que es la “panacea nos vamos a equivocar”, dijo la diputada del Partido Nueva Alianza, Silvia Luna.

Por su parte, el subsecretario de Educación Básica, Fernando González Sánchez, indicó que no se puede esperar a tener el modelo perfecto para iniciar las acciones que mejoren el sistema educativo.

Con relación a las medidas anunciadas por la disidencia, la maestra Sanjuana Cerda, del SNTE, respondió: “Estamos lesionando su ‘marchómetro’, porque ellos aplican las promociones y las asignaciones de plazas en función” de éste.

Aunque son los maestros institucionales los que han sido denunciados por la “corrupción, venta y tráfico de plazas”, adjudicó el otorgamiento de las dobles plazas o los incrementos a los opositores.

Inclusive responsabilizó de tales acciones “a las autoridades educativas y los gobiernos de los estados” que ceden a las referidas presiones.

Por su parte, Jorge Santibáñez señaló que la herencia de plazas se da por “la vía de acuerdos locales, entre los actores locales, en donde los involucrados no necesariamente se perciben en una práctica equivocada o desviada, (ya que) forma parte de cuestiones de identidad cultural, hay familias de maestros que funcionan con esa lógica”. Sin embargo, señaló que este tipo de prácticas concluirán a partir del examen, ya que en “ningún estado” ocurrirá lo anterior.

Por último, indicó que la SEP ha recibido 4 mil consultas telefónicas para preguntar sobre las guías del examen. Aclaró que que hay una sola guía de la SEP que se ofrece de manera gratuita en la página de Internet de la dependencia, por lo que otras guías que se han ofrecido no tienen el aval de dicha secretaría.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.