Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia México, último de la OCDE en inversión anual por estudiante

■ Eroga 2 mil 405 dólares frente a una media de 7 mil 527 entre los miembros del organismo

México, último de la OCDE en inversión anual por estudiante

■ El rezago, también en secundaria, nivel del que sólo egresa 41% de los inscritos, revela informe

■ Aumenta en el país participación de la IP en enseñanza superior, pero las colegiaturas son muy altas

Laura Poy Solano

Ampliar la imagen La inversión que México destina a la educación sigue siendo insuficiente para abatir rezagos del sector, según informe dado a conocer ayer por la OCDE. La imagen, en una primaria pública de la ciudad de México La inversión que México destina a la educación sigue siendo insuficiente para abatir rezagos del sector, según informe dado a conocer ayer por la OCDE. La imagen, en una primaria pública de la ciudad de México Foto: La Jornada

Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México se ubica en la última posición en gasto por alumno, con una inversión promedio de 2 mil 405 dólares al año, frente a una media de 7 mil 527 de los estados integrantes del organismo mundial.

También ocupa el último sitio en cuanto a egreso de secundaria, ya que sólo 41 por ciento de los inscritos en ese nivel educativo concluye sus estudios. Además, sólo 39 por ciento de los mexicanos entre 25 y 34 años ha concluido su preparatoria, lo que nos ubica en el segundo nivel más bajo de los países de la OCDE.

No va a la escuela 45% de jóvenes entre 15 y 19 años

De acuerdo con los resultados del Panorama de la educación 2008, elaborado por el organismo, México tiene una de las tasas más bajas de cobertura educativa entre los jóvenes de 15 a 19 años, pues 45 por ciento no asiste a la escuela. De éstos, 62 por ciento tiene empleo y el 38 por ciento restante no estudia ni trabaja, lo que representa uno de los “desafíos más grandes” para el sistema nacional de enseñanza, advirtió Andreas Schleicher, jefe de la división de Indicadores y Análisis de la Educación de la OCDE.

En cuanto a las tasas de inscripción para este rango de edad, el país sólo alcanza 48.8 por ciento, mientras la media de los miembros del organismo es de 81.5 por ciento, lo que nos ubica en el penúltimo lugar de la lista de 30 naciones, sólo por arriba de Turquía, que tiene 45.2 por ciento.

Respecto del nivel universitario, el informe destaca que a pesar de que de 1995 a 2005 el gasto por alumno se incrementó 13 por ciento en términos reales –uno de los más elevados según el promedio de la OCDE–, una proporción importante de estudiantes de este nivel no concluye sus programas educativos satisfactoriamente, pues sólo 61 por ciento de los que ingresan logra terminar sus estudios, cifra inferior al promedio del organismo, que alcanzan una media de 69 por ciento.

El informe también revela que a pesar de ser una de las naciones con mayor gasto público destinado al sector –de 1995 a 2005– en relación con el producto interno bruto (PIB), en México la participación de la inversión privada en todos los niveles educativos aumentó considerablemente, incluso superó la media de los miembros de la OCDE en nivel básico, aunque en el superior se incrementó 106 por ciento, lo que significa que la contribución privada en recursos destinados a la educación universitaria pasó de 20.6 a 31 por ciento.

Esto, a pesar de que el organismo mundial alertó sobre el alto costo de las colegiaturas en dicho nivel, que ascienden a 11 mil 359 dólares en promedio, cifras consideradas “muy altas”, comparadas con otros países de la OCDE.

De acuerdo con el informe, de 2000 a 2005 la participación del gasto privado en todos los niveles de enseñanza se incrementó en más de cinco puntos porcentuales, aumento sólo comparable al registrado en Portugal, República Eslovaca y Reino Unido. En primaria y secundaria pasó de 13.9 a 17 por ciento, uno de los más elevados después de Canadá, República Checa, Italia, Corea, República Eslovaca y Reino Unido.

No obstante, Andreas Schleicher enfatizó que el gasto promedio por alumno de primaria apenas alcanza mil 913 dólares anuales, lo que representa una tercera parte del promedio general de las naciones miembros del organismo, con 6 mil 252 dólares. En secundaria, se destinan sólo mil 838 por estudiante, en contraste con los 7 mil 437 que en promedio invierte el resto de los estados miembros.

A pesar de que en bachillerato el gasto se incrementa a 2 mil 853 dólares, las naciones integrantes de la OCDE destinan 8 mil 366, y en el nivel universitario la erogación por estudiante en México es de 6 mil 402 dólares, cuando en el nivel promedio del organismo alcanza 11 mil 512 dólares.

Asimismo, alerta que México mantiene uno de los “más grandes déficit” entre el gasto por alumno de primaria y el nivel universitario, pues este último triplica la inversión destinada al gasto por estudiante de enseñanza básica”. Señala que a pesar de que en la mayoría de las naciones de la OCDE “se gasta más en el nivel universitario que en primaria, en el caso de México dicha relación está fuera de equilibrio”.

En cuanto a la erogación por salario docente, advirtió que a pesar de que en el país las percepciones de los maestros son “relativamente altas si las comparamos con el PIB nacional, esto se compensa con grupos más grandes y mayor carga por horas de instrucción”, a lo que se suma que la formación universitaria “sí tiene un impacto en el mercado laboral, pues se estima que hay un incremento de al menos 20 puntos porcentuales en la tasa de empleo”, aunque el informe advierte que en México el nivel de instrucción ha tenido “menos consecuencias en las tasas de desempleo respecto de la mayoría de los países de la OCDE”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.