Usted está aquí: Inicio Espectáculos Pese a ser un instrumento discreto, el bajo es el sostén de la música: Pérez Grobet

■ Presenta hoy su primer disco, Entre tiempos

Pese a ser un instrumento discreto, el bajo es el sostén de la música: Pérez Grobet

Arturo Cruz Bárcenas

Ampliar la imagen Entre tiempos "es el resultado de un proyecto muy largo, que empezó por ahí de 2001", relata el bajista Juan Cristóbal Pérez Grobet. El disco se presenta hoy en el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán Entre tiempos “es el resultado de un proyecto muy largo, que empezó por ahí de 2001”, relata el bajista Juan Cristóbal Pérez Grobet. El disco se presenta hoy en el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán Foto: cortesia del músico

Este domingo, el jazzista Juan Cristóbal Pérez Grobet presentará en el Patio Jacarandas del Museo Nacional de Culturas Populares, de Coyoacán, el primer disco de su vida dedicada a la música, titulado Entre tiempos (Ediciones Pentagrama), donde, entre decenas de sus colegas que colaboraron en el cedé, se encuentra El Gran Fellove, quien canta Walkin’ on the moon, de Sting, con arreglos de Juan Cristóbal. Todas las demás piezas son de su autoría.

Ha trabajado con muchos otros creadores: “Prácticamente todos los años 90 estuve participando con Real de Catorce, en dos periodos con Cecilia Toussaint, con Gerardo Bátiz, El Quinto Elemento, que es otro quinteto de jazz al cual pertenezco con Felipe Gordillo; la Sonora Onosón, por medio de la cual nos juntamos muchos cuates con el afán de gozar y cebar rico, y ponernos a tocar. De repente se juntó un grupo grande y ya nos hemos presentado en varios lugares, como el Cervantino.

“En agrupaciones de salsa, en Son de Merengue… en fin, pero lo mío es el jazz y la música latina. Entre tiempos es jazz, aunque vienen dos cortes, que es Caminando en la luna, cantada en español por El Gran Fellove, con una estructura esencialmente salsera. Lo invité a la presentación de este domingo, pero no puede, ya está muy grande de edad.

“En esa pieza yo toco el bajo eléctrico. El bajo y el contrabajo tienen una función muy particular que es rítmica y, además, define la armonía de la música, porque es el rango más bajo. Si se elimina el bajo es como quitar los cimientos de un edificio. Realmente lo que sostiene armónicamente a la música son los instrumentos de ese rango, en este caso el bajo.

“Por otro lado, es un elemento rítmico importantísimo. Es lo que une a la sección rítmica con la armónica. Generalmente, el bajo no suele ser un instrumento muy vistoso, aparentemente, aunque ya en la actualidad hay muchos solistas muy importantes que están en primera línea, pero mucha gente no distingue el bajo. Algo pasa si falta el bajista. La gente comienza a preguntar qué ocurre. O sea, es fundamental. Eso de la discreción, creo que sí hay una cuestión de personalidades que se reflejan en los instrumentos y sí, en general, los bajistas son más discretos.”

Siete años después

En el disco Entre tiempos participan también Iraida Noriega, en la voz; Joe d’ Etienne en la trompeta, Darío González, Pedro Galindo, el pianista Osmany Paredes, el saxofonista Diego Maroto, el pianista cubano Miguel Valdés…

“Es un discazo, por lo menos a nivel de ejecutantes. Esperemos que la música sea de su agrado, pero ha sido una experiencia increíble poder colaborar con toda esta gente maravillosa, como Armando Montiel, Gerardo Batís, Emiliano Marentes, José Angel Ramos, Valeria Thierry, que es el primer contrabajo de la Sinfónica Nacional.

“Este disco es resultado de un proyecto muy largo. Empecé componiendo y produciendo las canciones sin tener en mente que el resultado sería un disco, pero al paso todo empezó por ahí de 2001: cada tema lo produje uno por uno. Es como una compilación de lo que fui haciendo en varios años.”

El jazz latino, dijo, no está de moda. “Posiblemente lo estuvo hace unos años, pero el jazz latino lleva casi casi desde que existe el jazz. Su origen es similar, aunque sí, la gente ha estado más pendiente, por decirlo así, por lo del Buena Vista Social Club. El efecto Cooder creo que ya pasó. En el DF, por ejemplo, es cada vez más difícil hallar agrupaciones de salsa; hay más de cumbia o reggaetón que salsa o son cubano.”

Añadió que, hoy por hoy, existe una cantidad sin precedente de músicos de jazz. “Hay pocos lugares, pero eso es un proceso. Ya hay más escuelas y todo lo facilita Internet, donde se pueden comprar libros y discos. Algo importante es acercar el jazz a los niños, que sea parte del sistema educativo, no para que sean músicos, sino para la formación en general.”

La cita para oír a Pérez Grobet es a las 17 horas. Lo acompañarán Joe d’ Etienne en la trompeta, Diego Maroto en el saxofón, Pedro Galindo en la batería, Emiliano Marentes en la guitarra, Felipe Gordillo en el piano, Armando Montiel en las percusiones, Iraida Noriega con su voz en un par de temas, y Valeria Thierry.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.