Usted está aquí: Inicio Política En su mejor momento, miss Sinaloa se vinculó con un pesado de Navolato

■ Riesgo de que se implique con el narco a futuras participantes en concursos de belleza, prevén

En su mejor momento, miss Sinaloa se vinculó con un pesado de Navolato

Gustavo Castillo y Javier Valdez /II y última (Enviado y corresponsal)

Ampliar la imagen Amigas y familiares descartan que sea culpable Amigas y familiares descartan que sea culpable Foto: Leo Espinoza

Culiacán, Sin., 4 de enero. Laura Elena Zúñiga se vinculó en el mejor de sus momentos –como modelo y ganadora del concurso Nuestra Belleza Sinaloa 2008– con Ángel Orlando García Urquiza, operador del cártel de Juárez, también identificado por la Procuraduría General de la República (PGR) como “uno de los pesados de Navolato”, tierra de los líderes de esa organización: Vicente Carrillo Fuentes y Vicente Carrillo Leyva, sucesores de El señor de los cielos, Amado Carrillo.

Pamela Cárdenas, competidora en el mismo certamen que Laura Elena, recordó que ésta fue su compañera en el Colegio de Bachilleres número 26 en Culiacán: “era una joven responsable, muy seria e inteligente, que tenía las mejores calificaciones.

“Es muy triste que haya tenido que andar por allá, en el lugar y momento equivocados, porque ya tenía una carrera; con su físico podía lograr lo que quisiera.

“Es muy triste que las jóvenes encuentren otras salidas para avanzar, aunque, la verdad, no creo que ella tenga nada que ver con lo que la acusan.”

–¿Crees que esta situación afecte la realización del concurso de belleza?

–Sí, porque los certámenes ya perdieron credibilidad, desde años pasados ya se especulaba que eran pagados. Se me hace que ya nadie va a querer entrar.

Al respecto, María Elena Huízar Rivera, madre de Laura Elena, señaló: “aunque ella haya sido, como dicen: la mera, mera, la Camelia (la Texana, famosa narcotraficante de los años 70), ella y las personas que cometen errores son quienes más van a pagar ante Dios; ninguno de nosotros vamos a pagar, sólo ellos, aunque tengo fe en que ella no cometió nada malo”.

“Vive de manera modesta”

La casa de la familia Zúñiga Huizar está construida en un lote de unos 200 metros cuadrados; tiene dos niveles y la fachada es de color azul. Se localiza en la calle Xicoténcatl, colonia Mazatlán, muy cerca de donde siete agentes federales fueron abatidos por sicarios del cártel de Sinaloa en mayo de 2008, en lo que se consideró la mayor ofensiva del narcotráfico en contra de las autoridades federales, lo que generó luego la implantación del llamado Operativo Conjunto Culiacán-Navolato.

En la pequeña sala que hace las veces de comedor, la mayor parte de las fotografías que cuelgan de las paredes y que están colocadas sobre austeros muebles son de Laura Elena. Entre las imágenes está un collage del tamaño de una hoja carta con una docena de fotos miniaturas del concurso en Sinaloa, y otra de cuando cumplió 15 años.

Desde hace 30 años la familia Zúñiga Huízar habita allí. Laura Elena vivió en esa casa de manera permanente hasta hace cinco, con sus hermanos Miriam, Jesús, Esteban y Marcos. Luego, a decir de sus padres, radicaba mayormente en el Distrito Federal.

El padre, Jesús Zúñiga, posee una pequeña tienda de discos originales, donde se ofrece “lo mejor de la música sinaloense”, y dos puestos informales, uno también de discos y otro de ropa, en los alrededores del mercado Rafael Buelna, en el centro de Culiacán.

En el mercado todos lo conocen como un hombre que “siempre ha trabajado legalmente y vive de manera modesta”.

Laura Elena, dice su madre, siempre fue “una muchacha tranquila, dedicada a la escuela; era buena para eso”. Sin embargo, nunca ejerció de educadora, carrera que estudió.

Carmen Rocha, otra de las participantes en el certamen realizado en julio de 2008, fue entrevistada vía telefónica:

–¿Notaste que hubo privilegios para alguna participante, especialmente para Laura?

–Prefiero no contestar esa pregunta.

–¿Sería un sí?

–Mejor no contesto.

–¿Crees que la detención de Laura y su presunto involucramiento en el narcotráfico afectará próximas ediciones del certamen de belleza?

–Sí, y también que la gente va a pensar que vamos a estar allí por lo mismo, y a lo mejor ya ni se hace el concurso.

–Es decir, ¿consideras que se podría pensar que las chicas tendrían algún vínculo con el narco?

–A lo mejor.

–¿Para concursar las aspirantes requieren dinero?

–Para participar no, pero bueno, ya depende de cada una si quiere ir bien vestida.

–¿Cómo fue el comportamiento de Elena en el concurso?

–Al principio no hablaba con nadie, se apartaba de las demás participantes y siempre andaba con una actitud bien positiva de que iba a ganar; fue hasta dos días antes de que concluyera el certamen cuando comenzó a platicar con algunas.

–¿Notaste algo raro en el concurso?

–Prefiero no contestar esa pregunta tampoco.

El 8 de julio Laura Elena obtuvo el primer lugar en el certamen Nuestra Belleza Sinaloa. El premio fueron 30 mil pesos en guardarropa, un automóvil último modelo y una joya.

El 30 de octubre ganó el concurso Reina Hispanoamericana, que se celebró en Bolivia y, como también logró el título de Nuestra Belleza Internacional 2009, debía representar a México en el certamen Miss Internacional, que se realizará en Asia este año.

A decir de María Elena Huízar, a su hija le encanta jugar con muñecas, y por ello el 20 de diciembre fueron a comprar juguetes para divertirse.

El día 21 su padre acompañó a la modelo al aeropuerto. Ella le dijo que asistiría a una posada. Al día siguiente Laura fue detenida por militares y policías municipales de Zapopan, Jalisco, junto con nueve presuntos narcotraficantes, entre ellos su pareja sentimental, Ángel Orlando García Urquiza, a quien la PGR considera uno de los operadores del cártel de Juárez.

Para el 26 de diciembre la joven y sus acompañantes, a quienes decomisaron dos fusiles, tres pistolas, 633 cartuchos y más de 55 mil dólares, quedaron bajo arraigo durante 40 días, tiempo en el que la PGR determinará si les concede su libertad o los pone a disposición de un juez para que sean juzgados.

Se les investiga como presuntos responsables de la comisión de delitos contra la salud, lavado de dinero, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y delincuencia organizada, dentro de la averiguación previa PGR/ SIEDO/UEIDCS/438/2008.

Tras su detención, Laura Elena Zúñiga fue despojada de los títulos Nuestra Belleza y Reina de Hispanoamérica.

Su madre señala que “cuando recibió los títulos nadie la peló; ahora en los periódicos sacan las mejores fotos de ella, pero me la ponen a un lado de otra foto en la que aparece con esposas”.

Tras la captura, “la primera vez que la vi en televisión con el cachete así (simula una inflamación), pues dije: ‘la están golpeando’, pero ella dice que no, que se sacó una muela y que todavía no estaba recuperada y se le hinchó.

“Tiene un defensor de oficio, nos han pedido cartas de recomendación y toda la gente nos ha dado su apoyo. Yo quisiera que ya me la entregarán ya; ella no hizo nada, pero dejo todo en manos de Dios”, concluye la madre de la modelo que salió de Culiacán a la ciudad de México hace cinco años para cumplir sus sueños y en 2008 fue nombrada la mujer más bella de su estado, pero que en diciembre pasado fue detenida por presuntos vínculos con narcotraficantes. Era la compañera de un pesado de Navolato.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.