Mundo
Ver día anteriorDomingo 10 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Familiares de plagiados por el ejército de Bolivia cumplen cinco días en huelga de hambre

Ordenar a militares devolver restos de desaparecidos, exigen a Evo Morales

Parientes de dirigentes izquierdistas asesinados piden la desclasificación de los archivos castrenses

Demandan entrega de las osamentas de Juan Carlos Flores Bedregal y Marcelo Quiroga Santa Cruz

Foto
Martha Montiel, hija del rebelde Sergio Pablo Tirso Montiel, de la guerrilla de Teoponte, asesinado en 1970; Olga Flores, hermana de Juan Carlos Flores Bedregal, asesinado junto con el líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz durante el golpe de Estado del general Luis García Meza en 1980, y Hortensia Gutiérrez, esposa de Rodolfo Flores Sanmillán, desaparecido en 1968, ayer durante el quinto día de huelga de hambre en La PazFoto Rosa Rojas
Rosa Rojas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 10 de mayo de 2009, p. 19

La Paz, 9 de mayo. Familiares de desaparecidos, en huelga de hambre desde hace cinco días, enviaron hoy al presidente boliviano Evo Morales una carta en la que le reiteran su reclamo de que ordene a las fuerzas armadas la desclasificación de los archivos militares y la devolución de los restos de los desaparecidos, y al Ministerio de Justicia realizar las exhumaciones de las osamentas de los rebeldes asesinados en la zona de Teoponte.

Asimismo, le solicitan al mandatario que su gobierno cumpla con la ley número 2640, de reparación a las víctimas de la violencia política, que afecta a más de 6 mil personas en esta nación, además de que su gobierno implemente una política contra la impunidad que campea en el país.

Olga Flores Bedregal, Martha Montiel y Hortensia Gutiérrez de Flores, quienes cumplen su ayuno en las oficinas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de esta ciudad, le manifiestan al presidente Morales que el pasado 5 de mayo le enviaron una carta en la que le comunicábamos nuestra decisión de entrar en una huelga de hambre por la falta de atención de su gobierno a las desapariciones forzadas.

Agregan que el 6 de mayo recibieron la visita del viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, quien les trasmitió la preocupación del mandatario por esa medida extrema adoptada por ellas y expresó el deseo de su gobierno de resolver la situación.

El 8 de mayo recibieron una carta de la ministra de Justicia, Celima Torrico, en la que no da respuesta a ninguno de nuestros planteamientos, señalan.

Sobre el primer punto, que se refiere a la desclasificación de los archivos militares y la devolución de los restos de los desaparecidos, no nos da respuesta porque evidentemente esa orden es competencia de usted, compañero presidente. En el caso de nuestra huelga de hambre, reclamamos que el alto mando del Estado Mayor nos entregue los restos de Juan Carlos Flores Bedregal y Marcelo Quiroga Santa Cruz (asesinados durante el golpe de Estado de Luis García Meza, en 1980), además de los otros desaparecidos en ese lugar y en otros recintos castrenses.

El 17 de julio de 1980, al producirse el sangriento golpe protagonizado por García Meza y Luis Arce Gómez, Flores Bedregal y Quiroga Santa Cruz fueron heridos y apresados durante el asalto a la Central Obrera Boliviana. Ambos dirigentes políticos fueron conducidos al estado mayor del ejército boliviano, donde fueron torturados hasta la muerte y luego desaparecidos sus restos.

En su carta, la ministra Torrico lamentó que las participantes en la huelga de hambre hayan asumido medidas extremas que afectan a su estado de salud, conociendo además su lucha permanente por los derechos humanos.

Asimismo, informó que el Ministerio de Justicia, con el respaldo financiero de los gobiernos de Suecia y Dinamarca, y la cooperación técnica del gobierno de Argentina, e impulsado por el Consejo Interinstitucional para el Esclarecimiento de Desapariciones Forzadas (Ciedef, integrado por los ministerios de Defensa, Gobierno y Justicia y tres miembros de la Asociación de Familiares de Desaparecidos), hasta ahora ha efectuado todas las acciones preliminares para que en junio el Equipo de Antropología Forense Argentino pueda ingresar a Teoponte para realizar la búsqueda y exhumaciones en diferentes sitios de entierro prestablecidos.

Por su parte las ayunantes le manifiestan al presidente Morales que el Ministerio de Justicia tres veces antes ha incumplido compromisos similares en el caso de Tirso Montiel Martínez (un chileno que se unió a la guerrilla y fue asesinado por militares en 1970, después de ser detenido vivo), por lo que esa afirmación no nos da ninguna confianza.

Detallan que el 28 de octubre de 2006 el Ministerio de Justicia se comprometió ante la Central Obrera Boliviana que las exhumaciones se realizarían al concluir la época de lluvias de 2007. Luego, en septiembre de 2008, el Ciedef informó públicamente (La Prensa, 28 de septiembre de 2008) que las exhumaciones se realizarían a finales de ese año.

Ya en 2009, el director de Seguridad Ciudadana, Carlos Núñez del Prado, informó a Montiel y al Instituto de Terapias e Investigación de la Violencia Estatal que las exhumaciones serían a finales de abril o en los primeros días de mayo, y ahora la ministra nos dice que serán en junio, apuntan; señalan que para ellas es necesario contar con una orden directa del presidente Morales que les garantice que esta vez se cumplirá con dichas exhumaciones.

Mencionan además que la ministra Torrico no hace ninguna referencia a la política contra la impunidad que implementará el gobierno, y tampoco da respuesta a la petición concreta de que se cumpla con la ley 2460 de reparación a las víctimas de la violencia política”, y concretamente, en el caso de su huelga de hambre, a Hortensia Gutiérrez de Flores, cuyo esposo, Rodolfo Flores Sanmillán, fue desaparecido en 1968 de un cuartel militar (campo de concentración) en Asunción, Paraguay, adonde fue confinado por la dictadura de René Barrientos.

Por último, los familiares de los desaparecidos enfatizan al presidente Morales: Entendemos que esta respuesta nos hace llegar su ministra por encargo suyo, y lamentamos una vez más la insensibilidad de su gobierno con el tema de los desaparecidos, con la impunidad considerada actualmente un delito más de lesa humanidad y la falta de compromiso con la verdad y la justicia, ya que esto es lo que pedimos y por lo que estamos en huelga de hambre.

Añadir un comentario