Estados
Ver día anteriorJueves 4 de febrero de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hermosillo se quedaría sin suministro en verano; presentan proyecto

Enfrentan ciudades de Sonora su peor crisis por desabasto de agua
Foto
La presa Rodolfo Félix Valdez, también conocida como El Molinito, abastecía de agua a Hermosillo hasta hace dos meses. Hoy está casi seca y el líquido que le queda no puede usarseFoto Ulises Gutiérrez
Ulises Gutiérrez Ruelas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 4 de febrero de 2010, p. 30

Hermosillo, Son., 3 de febrero. Las ciudades del centro y el noroeste de Sonora, entre ellas Hermosillo, Guaymas y Puerto Peñasco, viven la peor emergencia de su historia por desabasto de agua potable, aun cuando en el nororiente del estado hay presas, como El Novillo y La Angostura, que están al máximo de su capacidad y derraman excedentes a los ríos Yaqui o Mayo.

El organismo operador de agua en Hermosillo ha aplicado desde diciembre cortes nocturnos al suministro, pero desde el 15 de enero los 800 mil habitantes del municipio sólo reciben agua de seis de la mañana a dos de la tarde en algunas colonias, o de esta hora a las 10 de la noche en otras. La medida se extendió a las principales ciudades del estado.

Hemos decidido tramitar la declaración de emergencia (ante la Secretaría de Gobernación) por el desabasto de agua en Sonora. Ya dimos los primeros pasos, declaró el gobernador Guillermo Padrés Elías el 25 de enero, cuando alertó a la población sobre la gravedad del problema.

El panista acusó a los recientes gobiernos priístas del estado, entre ellos el de Eduardo Bours Castelo, de no haber realizado inversiones suficientes para solucionar ese problema a largo plazo e invirtieron en obras de reducido impacto social, a pesar de que especialistas advirtieron hace 15 años de la insuficiente cobertura de los sistemas hidráulicos en Hermosillo, Guaymas y San Luis Río Colorado, entre otras ciudades.

Los gobiernos estatal y federal presentaron el martes pasado a diputados locales y alcaldes el Plan Integral para el Abasto de Agua en Sonora, que solucionaría la escasez con al menos tres presas, canales y otras obras que conectarían presas de los ríos Mayo y Yaqui con Hermosillo.

En Guaymas y Puerto Peñasco se construirían plantas desaladoras de agua de mar, que garantizarían el abasto para todo el año en esos dos municipios, que están entre los más afectados por la sequía.

Es un proyecto que amerita análisis; sin embargo, me preocupa el corto plazo. Lo que nos presenta Guillermo Padrés, en el mejor de los casos, empezaría a funcionar en cuatro años y Hermosillo ya no tiene agua para el próximo verano, dijo el martes Ulises Cristópulus Ríos, diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al salir de una reunión con integrantes del Ejecutivo estatal y personal de la Comisión Nacional del Agua.

Presentaron muchas obras e inversiones por más de 11 mil 800 millones de pesos con recursos privados, federales y estatales, agregó al hablar del proyecto impulsado por el gobernador.

El financiamiento es un asunto delicado, pues la administración de Bours dejó un déficit de más de 2 mil millones de pesos en gasto corriente y una deuda de más de 10 mil millones de pesos con Banorte, para las obras del Plan Sonora Proyecta.