Economía
Ver día anteriorDomingo 21 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Japón, segundo comprador; el mercado crece a una tasa de hasta 15% anual: Comentuna

En China explotan mejor el nopal; en México, productores apenas sobreviven
Foto
Productor de nopal en Tlalnepantla, MorelosFoto Jesús Villaseca
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Domingo 21 de marzo de 2010, p. 22

Alimento prehispánico y emblemático de México, casi tan importante como la tortilla, el nopal se ha convertido en el eje de una próspera agroindustria en China, mientras los productores nacionales sobreviven en un rezago histórico.

Ningún otro país produce tanto nopal ni cuenta con 104 variedades de esta cactácea como México. Sus propiedades nutricionales y medicinales cobran tal importancia a nivel mundial que China ambiciona un acuerdo con productores mexicanos a fin de garantizar el abasto para su industria y Japón se ha convertido en el segundo destino de exportación del país, aseguró Margarita García de Alba, presidenta del Consejo de Promoción del Nopal y de la Tuna (Comentuna).

La producción nacional del nopal es de 600 mil toneladas al año, pero 160 mil se tiran a la basura porque su consumo no se ha generalizado en todo el país ni tampoco se cuenta con una cadena agroindustrial que permita procesarlo en productos de belleza y complementos alimenticios o medicinales.

Aún así, García de Alba aseguró que los mercados nacional y extranjero del nopal y la tuna han crecido a un ritmo de 10 y 15 por ciento anual desde 2005. El potencial de venta de estos productos se incrementa cada vez más gracias a sus propiedades nutricionales y medicinales, sobre todo frente a la crisis de obesidad y sobrepeso que padece la población mexicana y las actuales tendencias por el cuidado de la salud, ya que el nopal sirve para atender problemas de colesterol, digestión, diabetes o deficiencia de calcio, entre otras.

En entrevista con La Jornada, García de Alba refirió que hace 10 años un maestro en ciencias de México, trasladó dos contenedores con pencas de nopal a China y convenció a un grupo de campesinos de que cambiaran sus cultivos, con la promesa de que les compraría la cosecha.

No cumplió su compromiso y la producción de nopal se convirtió en un problema para el gobierno de China, que dando financiamiento a una empresa privada, generó una agroindustria que a la fecha fabrica 200 productos distintos del cactáceo, desde complementos alimenticios, licores, vinos y vinagres hasta champús y cremas de belleza.

La empresa de nopal más grande de China tiene 400 hectáreas de cultivo en invernadero y en 2006 pretendió asociarse con productores mexicanos, tanto para asegurarse el abasto del cactáceo como para incursionar en México.

El acuerdo no se concretó, dijo García de Alba, proque no somos competitivos y si abrimos la puerta, nos comen todo el mandado. Lamentó que, a diferencia de lo sucedido en China, los apoyos y créditos gubernamentales al sector no están articulados ni enfocados a crear una agroindustria nopalera.

Esa es la razón por la que el país asiático se ha convertido en el principal competidor de México en cuanto a la industrialización del nopal.

El 70 por ciento del nopal que se produce en México se vende fresco, como alimento y únicamente la tercera parte se procesa.

En cambio, exporta cien mil toneladas al año: el principal destino es Estados Unidos, gracias a la población migrante, y desde hace seis años también a Japón, donde Conmentuna logró incursionar a través de la Feria de Alimentos de Tokio (donde volvió a acudir hace unos días).

En el caso de la tuna, México compite con Italia, Sudáfrica y Marruecos, produce 350 mil toneladas al año y se exportan 50 mil.

García de Alba aseveró que el mercado del nopal y la tuna es lento, pero aún así se ha ido posicionando en el exterior y destacó el boom que se ha registrado en la producción de tortillas de nopal.

No obstante lamentó que en México, pese a formar parte del escudo nacional, junto con el águila y la serpiente, el nopal haya sido estigmatizado durante años como cultivo y alimento de pobres, aunque donde menos se conoce y consume es los estados del sureste.

El consumo promedio de nopal es de 6.4 kilos per cápita a nivel nacional, pero llega a 8 kilos en el centro del país, en el norte es de 5 y en el sur es de 4.5 kilos, debido a que no se le conoce, no está disponible o la gente ignora cómo cocinarlo, dijo García de Alba.

Reconoció que la mayoría de los 60 mil productores de nopal, tuna y xoconostle sólo tienen media hectárea para trabajar y llegan a vender su producto en 20 o 30 pesos por caja (un peso por kilo), principalmente a intermediarios y centrales de abasto. Un 40 por ciento de la producción, abundó, ya se comercializa a través de supermercados.

Milpa Alta, Distrito Federal, y el estado de Morelos producen en conjunto 90 por ciento de la producción nacional de nopal, seguidos de Puebla, Hidalgo y San Luis Potosí.

Añadir un comentario