Espectáculos
Ver día anteriorDomingo 21 de marzo de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Recibió la medalla Salvador Toscano; yo la gané, pero con mucha gente alrededor

Promover el cine mexicano es una misión: Alexis Grivas

Con Paul Leduc y Rafael Castanedo fundó el grupo Cine 70

Como cinefotógrafo trabajó con Cazals y Ripstein

Es impulsor de filmes nacionales en los festivales más importantes del mundo

Juan José Olivares
 
Periódico La Jornada
Domingo 21 de marzo de 2010, p. 7

Luego del golpe de estado que dieron militares de extrema derecha en Grecia en 1967, Alexis Grivas huyó de su país natal, porque si no hubiera terminado en la tumba. Era ayudante de Mikis Theodorakis (músico e intelectual conocido por su militancia política, opositora al régimen castrense), haciendo gestiones culturales.

Llegó a México invitado por los cineastas Paul Leduc y Rafael Castanedo. Junto a ellos fundó el grupo independiente Cine 70, al cual también pertenecieron Mariano Sánchez Ventura, Arturo Ripstein, Felipe Cazals y Bertha Navarro. Los conocía porque fueron compañeros de clase en la escuela de cine parisina IDHEC. Como cinefotógrafo participó tanto en los comunicados del Consejo Nacional de Huelga durante el movimiento estudiantil como en la cinta oficial de los Juegos Olímpicos de México (filmó, además, el recorrido de la antorcha desde Olimpia, Grecia, hasta nuestro país).

“Son circunstancias que se dan. Tuve la suerte de estar en México en momentos determinantes. Huí de una dictadura y de ahí pasó todo: el movimiento estudiantil, el nuevo cine mexicano, lo que dicen sobre el incendio provocado de la Cineteca… Ahora, es muy bueno recibir un premio, pero hay que poner las cosas en perspectiva. El cine uno no lo hace solo, tuve la suerte de ser llamado a participar en un momento oportuno y lo aproveché. Cuando uno recibe un reconocimiento como éste hay que poner en claro que lo gané, pero con mucha gente alrededor. No es que Grivas sea muy chingón”.

El premio al que se refiere este incansable cineasta es la medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico 2009, que le otorgó anoche la Fundación Carmen Toscano, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMA- CC) y la Cineteca Nacional (donde se le entregó), por su labor como cinefotógrafo, periodista, crítico de cine, programador y promotor del cine mexicano en los festivales más importantes del mundo (es delegado del Berlín y Grecia, además de scouter para Cannes). Hay que recordar que esta medalla, instituida en 1983 reconoce la labor de todos aquellos que han contribuido al desarrollo histórico y artístico del cine mexicano.

Grivas es de esos personajes vinculados al cine por organicidad. Su bajo perfil lo hace pasar inadvertido, pero en años recientes se ha enfocado en hacer una promoción intensa del cine mexicano. Dice que él sólo propone: “Uno sólo recomienda, no decide. Si les digo que tomen una u otra cinta no quiere decir que se la quedan. Sólo fomento el interés. Sería mejor hacer una sola cosa y no todo, porque cuando te pones las cosas que haces bajo la axila, se te caen; pero teniendo la posibilidad con mis contactos en los festivales, ¿por qué no ayudar?

“Promover el cine mexicano yo lo veo como una misión, una obligación. Tengo una deuda con el país. En Grecia me dicen: ‘pinche mexicano’. Es mi segundo país. Uno paga algo que le dieron cuando tienes las posibilidades de hacerlo. Luego las películas caminan solas.”

Foto
Alexis Grivas asegura que tiene una deuda con nuestro país. Huí de Grecia porque si no hubiera terminado en la tumbaFoto Juan José Olivares

Abunda: No recibo dinero, lo hago porque quiero hacerlo. Me gusta cualquier tipo de cine que me convenza. Que tenga esos elementos, es bueno.

Alexis ha participado en más de 50 películas mexicanas e internacionales (de documental y ficción), además de producciones televisivas. Como cinefotógrafo realizó en México Familiaridades y Los que viven donde sopla el viento suave (Felipe Cazals), La hora de los niños (Arturo Ripstein), Mictlán o la casa de los que ya no son (Raúl Kamffer), Reed, México insurgente (Paul Leduc, 1970, por la cual obtuvo una nominación al Ariel en 1973), Contra la razón y por la fuerza (Carlos Ortiz Tejeda, 1973, cortometraje documental sobre el golpe de estado en Chile, por el cual obtuvo otro Ariel) y Juan Pérez Jolote (Archibaldo Burns, 1973), entre otras cintas que integran un ciclo que la Cineteca presentará del 20 al 28 de marzo.

Grivas recuerda cuando sus amigos lo invitaron a filmar sobre la Olimpiada del 68. Fueron cortos promocionales que hizo el grupo Cine 70, que con una cámara de 16 milímetros introdujo al país cine ligero y sonido directo. Nunca se había trabajado en esas condiciones. Hicimos esos cortos, pero también tuvimos la obligación de registrar el movimiento estudiantil del 68, con Julio Pliego.

Caballero de las Artes

Grivas –quien ostenta el reconocimiento de caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa– dice que en el cine no existe la generación espontánea: “las cosas surgen de una capa tras otra, una continuidad. El mexicano actual es una influencia de la anterior generación que propuso algo; cada quien a su estilo, pero hay influencia. El cine de los años 70 se nutrió en algunos aspectos del cine de (Gabriel) Figueroa o (Emilio) Indio Fernández.

Además está lo digital, hoy cualquiera agarra una cámara y filma. No cambian las temáticas, sino las condiciones en las que un creador pueda expresarse. Hoy no hay excusa que uno diga que no se puede filmar. Pero también está el lado negativo cuando tienes la posibilidad de tener cámara digital no cuesta nada tirarte horas y horas. si tienes algo que decir ofrece cosas valiosas, pero puede ofrecer mucha mierda.

Grivas, quien ha publicado en Demokratiki Allagi, EuroFilm News, Screen International y Hollywood Reporter, asegura El cine que me interesa es el que da una imagen de un país y sus problemas; el de relaciones personales a niveles políticos y sociales. El que es más localista, porque es el que más interesa fuera.