Estados
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Guardias privados cierran accesos a playas y cercan escuelas en Chamela: dirigente del PRD

Presionan a dueños de predios en Jalisco para vender a inmobiliaria

Los que aceptaron tuvieron que firmar un documento en el cual se comprometen a irse de la comunidad

En el proyecto participa el banquero Roberto Herrnández

Inversión de 450 mdd

Foto
En la región de la Costa Alegre de Jalisco, trabajadores de la empresa Operadora Chamela cercan la primaria de la localidad y derrumban las casas de algunos pobladores para construir un conjunto turísticoFoto La Jornada
Juan Carlos G. Partida
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 27

Guadalajara, Jal., 4 de abril. Por 300 mil pesos en cada caso, al menos 10 dueños de fincas ubicadas en la zona de playas de Chamela, Jalisco, donde se pretende construir un desarrollo turístico de alto nivel, permitieron que sus casas fueran destruidas y se marcharon.

El resto de los propietarios, que se han negado a entregar sus predios a la empresa Operadora Chamela, denunciaron presiones de la promotora del complejo turístico Zafiro, que cuenta con capital del banquero Roberto Hernández, ex dueño de Banamex.

Salvador Magaña, dirigente perredista en el municipio de La Huerta, advirtió que crece el malestar entre los pobladores por la presencia de policías privados, el cierre de accesos a las playas y porque la empresa cercó con malla ciclónica y alambres de púas la primaria y el plantel de prescolar de la localidad.

Refirió que en marzo fue detenido uno de los opositores al desalojo, Juan Valdovinos, quien fue enviado a la cárcel del vecino municipio de Cihuatlán, de la cual salió libre bajo fianza.

Tres familias son intimidadas por negarse a recibir la indemnización: las de José González Cruz, Irma Hernández Casillas y María de los Ángeles Ríos Verdín. Esta última denunció que desconocidos quemaron su casa hace dos años y medio y se refugia por las noches con una de sus hijas, por temor a un atentado, dijo.

Magaña pidió apoyo a las autoridades estatales para detener la voracidad de la promotora del desarrollo turístico y dijo que la Secretaría de Educación de Jalisco tendría que ofrecer una respuesta por la colocación de mallas ciclónicas en la primaria Jaime Torres Bodet y en el jardín de niños Valentín Gómez Farías.

A su vez, la delegada municipal, Elia González Ríos, señaló que Antonio González Ríos, Rafael García, Jorge García Tolentino, Miguel A. García Tolentino, Octavio Urabo, Verónica García Tolentino, Epifanio González, Juan Manuel Figueroa, Adalberto Domínguez y Fernando Domínguez ya aceptaron el pago y abandonaron Chamela. En siete propiedades ya se derribaron las viviendas.

González Ríos afirmó que Operadora Chamela hizo que los propietarios firmaran un documento en el cual se comprometen a irse de la localidad a cambio de la indemnización. Luego destruye las fincas y limpia los terrenos para plantar palmeras.

La comunidad de Chamela, de unos 200 habitantes, se encuentra a unas cuatro horas de Guadalajara, en la Costa Alegre de Jalisco, zona lleva de playas aún no invadidas.

Forma parte de la reserva de la biosfera Chamela-Cuixmala, donde la Universidad Nacional Autónoma de México tiene una estación de biología y existen al menos tres grandes complejos turísticos. El proyecto también invadiría el santuario tortuguero de las islas de la bahía de Chamela.

El proyecto Zafiro es el más avanzado de varios desarrollos turísticos de gran nivel planeados para esta costa, que incluye playas semivírgenes en Chalacatepec y Campo Acosta, también protegidos por instancias nacionales e internacionales debido a su fragilidad.

El 22 de febrero, cuando el proyecto fue presentado, Ari Nieto Vélez, de la Operadora Chamela, informó que en las 910 hectáreas de Zafiro se pretende construir un hotel de 175 habitaciones, 246 lotes residenciales, un spa, un campo de golf, una aeropista y una reserva ecológica privada de 263 hectáreas.

En aquella reunión, a la cual no acudieron funcionarios de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del gobierno estatal, Vélez sostuvo que, de aprobarse, el proyecto generaría más de 2 mil empleos durante la construcción y 369 plazas permanentes.

Zafiro retoma dos viejos proyectos rechazados en 2007, San Carlos y La Tambora, este último del banquero Roberto Hernández, y se calcula que requerirá una inversión de 450 millones de dólares.

El delegado de la Semarnat en Jalisco, José de Jesús Álvarez Carrillo, dijo que el proyecto se encuentra en evaluación, luego que en enero se inició una consulta pública.