Mundo
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Comerciantes se quejan de pagar elevadas rentas por almacenaje

Permite Israel el ingreso a la franja de Gaza de un cargamento de ropa y zapatos
Reuters
 
Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 21

Gaza, 4 de abril. Israel permitió este domingo el ingreso de un cargamento privado de ropa y zapatos para los palestinos en la franja de Gaza, por primera vez desde su bloqueo de casi tres años al enclave controlado por el grupo Hamas.

Un vocero del ejército israelí dijo que se autorizó la importación de ropa y zapatos como parte de ayuda humanitaria. Sin embargo, fue la primera vez que bienes importados de forma privada pueden entrar al enclave para que su venta.

Funcionarios palestinos dijeron que los bienes llegaron al territorio desde el cruce fronterizo israelí de Kerem Shalom.

Comerciantes de Gaza dijeron que el cargamento no sería suficiente y pidieron que Israel libere todos los productos que mantiene en sus puertos.

Algunos incluso huelen mal. Puedo decir que parte de la mercancía todavía está buena, pero la otra mitad está dañada. Temo que no podré recuperar mi inversión, dijo el importador Ziad Barbakh.

Los comerciantes dijeron que han tenido que pagar 540 dólares mensuales para almacenar sus productos en el puerto israelí de Ashdod en los últimos tres años.

Ahora Hamas también quieren aplicar un impuesto, relató el comerciante Eyad Ejla.

El gobierno de Israel se encuentra bajo presión internacional para aliviar el bloqueo, que según la Organización de Naciones Unidas castiga a los 1.5 millones de habitantes de Gaza por las políticas del grupo islámico Hamas.

Israel prohíbe el envío de cemento y acero a Gaza bajo el argumento de que Hamas puede usar los materiales para propósitos militares.

Su larga lista de bienes controlados también incluye productos claves que no tienen valor militar, como crayones para niños y libros.

Gaza ha obtenido buena parte de sus bienes de consumo a través de túneles desde el vecino Egipto, operados por contrabandistas que cobran altas comisiones.

Egipto construye un muro subterráneo para bloquear los túneles, que frecuentemente han sido bombardeados por Israel.