Opinión
Ver día anteriorSábado 9 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Garantías de derechos humanos en el DF
Miguel Concha Malo
L

a Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) presentó el pasado 28 de septiembre las conclusiones del ciclo de mesas de trabajo Leyes del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal (PDHDF).

A partir de la iniciativa de varias organizaciones de la sociedad civil, de instituciones académicas y de la propia Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, se realizaron 55 mesas de análisis, enmarcadas en 13 ejes temáticos correspondientes a las distintas clasificaciones de derechos humanos y a los diferentes grupos de población vulnerable, para discutir la mejor forma de implementar las estrategias y líneas de acción que el PDHDF señala como tareas a la ALDF en el corto, mediano y largo plazos. Cabe señalar que a este proceso se sumaron de inmediato el gobierno de la ciudad, el Tribunal Superior de Justicia y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Las mesas, realizadas del 4 de mayo al 27 de julio, contaron con la participación de 225 ponentes, 51 moderadores, siete organismos públicos autónomos, seis instituciones académicas y 40 organizaciones de la sociedad civil. Hay que destacar que también se contó con la participación de diputadas y diputados integrantes de todos los grupos parlamentarios de la ALDF.

Entre los temas analizados durante este ciclo de mesas de trabajo destaca la discusión sobre la Ley del Programa de Derechos Humanos, para que el PDHDF no sea sólo el compromiso de un gobierno, sino que se convierta en una política de Estado. Las conclusiones al respecto arrojaron como resultado la importancia de la aprobación de dicha ley para contribuir a la obligatoriedad del PDHDF, darle continuidad, impulsar su implementación, y asegurar el seguimiento y evaluación de sus líneas de acción. También se reconoció la imperiosa necesidad de institucionalizar el Comité Coordinador del Mecanismo de Seguimiento y Evaluación del PDHDF, del que me ocupé en mi colaboración del 17 de julio, con una composición plural amplia y participativa.

En la mesa sobre el derecho a la no discriminación se concluyó que es necesario dotar al Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación en el DF (Copred) de autonomía técnica y de gestión, así como darle capacidad de sanción. En este sentido ya se ha presentado una iniciativa para actualizar la ley vigente en la materia, elaborada a partir del trabajo del propio consejo, con algunas adiciones propuestas por la Asamblea Legislativa. Respecto a las reformas penal y penitenciaria, ya se han presentado también dos iniciativas complementarias en esta materia. Una que reforma y adiciona diversos artículos del Código Penal y de Procedimientos Penales para el Distrito Federal, y otra que crea una Ley Penitenciaria para el Distrito Federal, ambas desarrolladas por especialistas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Se realizó además una mesa sobre tortura, de la que quedaron para el Legislativo local como tareas las modificaciones necesarias al Código Penal, con el fin de unificar la definición de tortura de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos; incluir como método de tortura la violencia sexual, tal y como lo acaba de determinar la Corte Interamericana de Derechos Humanos en sus sentencias contra el Estado mexicano, a propósito de los casos de las indígenas Valentina Rosendo e Inés Fernández en Guerrero, y aplicar el Protocolo de Estambul para prevenir todo tipo de tortura, o tratos crueles, inhumanos o degradantes, incluyendo la tortura sexual.

Una de las tareas a las que se comprometió la ALDF en la mesa sobre los derechos de las juventudes, fue la de armonizar la Ley de los Jóvenes del DF con la Convención Iberoamericana sobre los Derechos de los Jóvenes. Y en la de la infancia se enfatizaron las reformas necesarias al Código de Procedimientos Penales para que los derechos de las niñas y niños en un juicio queden protegidos de manera integral, lo que implica un trato sensible, asistencia médica y sicológica, así como confidencialidad de los datos de los menores víctimas de algún delito.

Otro grupo de población que se abordó ampliamente en estas mesas fue el de las mujeres. Se señaló que el marco normativo para cumplir con la agenda legislativa del PDHDF requiere de modificaciones como la armonización de los códigos procesales en materia civil y penal, para establecer un procedimiento claro y operativo de las medidas de protección a las mujeres víctimas de la violencia, así como la adecuación de la legislación civil y penal en materia de derecho familiar, para prevenir, sancionar y erradicar la violencia, incluida la sexual, de conformidad con la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia.

Otros de los temas abordados en estos 13 ejes, divididos en 55 mesas, fueron: derecho al acceso a la justicia y al debido proceso; derecho a la transparencia y acceso a la información; derechos de las personas privadas de su libertad en centros de reclusión; derechos de las víctimas de trata de personas y explotación sexual comercial; derecho a un medio ambiente sano; derecho a la libertad de expresión y derechos a la libertad, integridad y seguridad personales. La aprobación de estas iniciativas y reformas discutidas en estas mesas representaría un avance de 38.34 por ciento de las líneas de acción de la Agenda Legislativa comprendida en el PDHDF. Esperemos ahora que las y los legisladores cumplan con sus compromisos y se den pronto a la tarea de aprobar el marco normativo que esta ciudad requiere y merece.