Política
Ver día anteriorSábado 9 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El declive se compensará con un crecimiento de 4.2% de la economía, dice la dependencia

Entre 2012 y 2016 caerán $60 mil millones los ingresos petroleros, prevé Hacienda

Por la tasa cero de IVA en 2011 no se recaudarán $154 mil 609 millones, anticipan en San Lázaro

Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Sábado 9 de octubre de 2010, p. 7

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) contempla que los ingresos petroleros disminuyan entre los años 2012 y 2016, al pasar de 6.9 a 6.5 por ciento del producto interno bruto (PIB), porcentaje equivalente a 60 mil millones de pesos.

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados refiere que la secretaría estima que en el citado periodo los ingresos públicos se mantendrán en 21.2 por ciento del PIB; sin embargo, al interior de dichos ingresos, la autoridad proyecta caídas en las entradas petroleras, al pasar de 6.9 a 6.5 por ciento del producto, y en los ingresos propios de organismos y empresas, que disminuyen de 3.5 a 3.1 por ciento del PIB, en el periodo señalado.

Ambas caídas se compensarán con el incremento en los ingresos tributarios, que pasarán de 10.6 a 11.4 por ciento del PIB. Para estas proyecciones, Hacienda consideró un crecimiento promedio en la economía mexicana de 4.2 por ciento en términos reales, así como una evolución favorable de otras variables macroeconómicas fundamentales, como la inflación, el tipo de cambio y las tasas de interés domésticas, y una plataforma de producción de petróleo fija en 2 millones 550 mil barriles diarios, así como la confirmación de los esfuerzos por combatir la evasión y elusión fiscales.

A la fecha, los ingresos petroleros se han reducido por la disminución de las plataformas de extracción y exportación de crudo, que pasaron de 3 millones 256 mil y un millón 793 mil barriles diarios, en 2006, a 2 millones 577 mil y un millón 289 mil barriles diarios, en 2010, respectivamente, lo que ha representado una disminución en estos ingresos equivalente a 1.1 por ciento respecto del PIB en este periodo.

El órgano camaral refiere que los ingresos no petroleros se incrementaron en 0.9 puntos porcentuales respecto al PIB, debido al comportamiento favorable de los ingresos tributarios, que pasaron de representar 9 por ciento del PIB en 2006 a 10 por ciento en 2010.

La SHCP estima que los ingresos totales del sector público mostrarán un crecimiento real de 4.3 por ciento respecto de 2006. No obstante que los ingresos derivados de la actividad petrolera serán menores en 9.9 por ciento en términos reales, los ingresos no tributarios disminuirán en 27.4 por ciento real y los ingresos de organismos y empresas se reducirán en 1.2 por ciento real respecto a 2006.

Sin embargo, los ingresos tributarios se incrementarán en 22.6 por ciento respecto a 2006, equivalente a 1.4 puntos porcentuales del PIB, y que se explica por los incrementos en la recaudación del sistema renta [impuestos sobre la renta (ISR), empresarial a tasa única y a los depósitos en efectivo], del IEPS y del impuesto al valor agregado (IVA), de 34.8 por ciento, 42.2 por ciento y 13.5 por ciento, respectivamente.

Gastos fiscales

En la Guía de la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación 2011, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas también aborda el estado en que se encuentra el tratamiento de los llamados gastos fiscales:

“La tasa cero en el IVA se estima generará una pérdida de ingresos de 154 mil 609 millones de pesos y los ingresos exentos del ISR por salarios se estima signifiquen una pérdida recaudatoria de 56 mil 84 millones.

Asimismo, en 2011 se producirá un IEPS negativo por la enajenación de gasolinas y diesel por un monto de 54 mil 355 millones de pesos, una pérdida recaudatoria de 42 mil 17 millones por los bienes y servicios exentos en el IVA.