Política
Ver día anteriorLunes 1º de noviembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Han muerto 159 menores en este año y mil 59 en el sexenio

Exige la Redim investigar asesinatos de niños en la guerra contra el crimen
Ariane Díaz
 
Periódico La Jornada
Lunes 1º de noviembre de 2010, p. 13

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) recordó hoy a los niños y niñas que han muerto en la guerra contra el crimen organizado y han sido víctimas inocentes en un país que debiera defender ante todo su derecho a la vida, por lo que exigió justicia para los familiares de los menores ultimados.

La Redim afirmó que aun cuando ninguna fuente oficial ha dado a conocer la cantidad exacta de niños, niñas y jóvenes asesinados a la fecha, la asociación ha registrado mediante un seguimiento periodístico la muerte de 159 menores en lo que va del año y mil 59 en el sexenio.

Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la red, manifestó profunda preocupación por las dificultades que enfrenta el Estado para garantizar los derechos de protección a infantes.

Es necesario dejar de estigmatizar a niños y niñas que fallecen en esta guerra contra el narcotráfico; dejar de asociarlos, sin pruebas y de inmediato, con actividades delictivas, una de las razones por las que, hasta el momento, la mayoría de los decesos de infantes ha quedado en la impunidad, señaló.

En un comunicado, la Redim exigió que se esclarezcan plenamente los asesinatos de menores, se sometan a la justicia a sus autores y cómplices, se castigue a los responsables de los mismos, y sean indemnizadas las familias que han perdido a sus hijos e hijas en este contexto.

También demandó la creación de una defensoría federal de los derechos de la infancia para investigar con imparcialidad e independencia los casos de violaciones de derechos humanos.

Raymundo Ramos, miembro del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, informó que este lunes se llevará a cabo un acto simbólico en la Plaza Hidalgo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, para exigir justicia por los homicidios de Bryan y Martín Almanza Salazar –de cinco y nueve años de edad, respectivamente–, así como para demandar que el proceso judicial siga adelante, ya que, dijo, no hay voluntad para sancionar a los militares.

Añadió que este acto es para exigir que en esta guerra no vuelva a haber ni un niño más muerto, así como para hacer un llamado para que no se repita lo sucedido con los hermanos Almanza.