Política
Ver día anteriorMartes 3 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El poeta pide no ver la detención como un acto triunfalista, pues faltan más responsables

Presenta la SSP federal a dos presuntos asesinos del hijo del escritor Javier Sicilia

Con esa captura surge otra versión sobre el sitio en que fue levantado el joven en Morelos

Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 3 de mayo de 2011, p. 12

Elementos de la Policía Federal (PF) arrestaron el pasado domingo en una casa de seguridad de Jiutepec, Morelos, a dos presuntos homicidas de Juan Francisco Sicilia y seis personas más.

Los detenidos fueron identificados como Jesús Cárdenas Pérez, El Manos, y César Arturo Galindo Pérez, El Guasón. Ambos sujetos fueron presentados este lunes ante los medios de comunicación en el centro de mando de la Policía Federal en Iztapalapa, Distrito Federal.

El escritor Javier Sicilia, entrevistado en un canal de televisión, afirmó que la detención de los dos presuntos autores materiales del homicidio de su hijo y de otras seis personas no debe verse como un acto triunfalista de las autoridades, pues aún no han caído todos los responsables del múltiple crimen.

El poeta recordó que el próximo fin de semana se efectuará la marcha silenciosa a que convocó en contra de la violencia y en favor de la reconstrucción del Estado, la cual, dijo, debe unificar las demandas de justicia de la ciudadanía.

Sicilia indicó que la marcha prevista para llegar al Zócalo capitalino el 8 de mayo busca recuperar la memoria de los casi 40 mil muertos que ha dejado la guerra contra el narcotráfico.

Respecto de la detención de los dos implicados en el secuestro y asesinato de siete personas, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal emitió un comunicado en el que informó que El Manos –quien luego de ser detenido manifestó haber participado en el plagio y ejecución del joven Sicilia– aseguró que las víctimas fueron privadas ilegalmente de su libertad frente el bar Obsesión, en represalia por un conflicto que tuvieron algunas de las víctimas en días previos a su muerte.

Ésta es la tercera versión que surge respecto del lugar donde presuntamente ocurrió el secuestro de Sicilia y de sus seis acompañantes.

La primera hipótesis la dieron familiares y abogados de Sicilia, quienes declararon a las autoridades de Morelos que las víctimas se reunieron en el restaurante La Rana Cruda, el pasado domingo 27 de marzo, donde se les vio por última vez.

La segunda versión la dio hace tres semanas Rodrigo Morán Elizalde, El Chemís, quien fue capturado por militares el pasado 14 de abril. El detenido presentaba huellas de tortura cuando fue presentado al siguiente día ante los medios de comunicación en Cuernavaca.

Al ser interrogado por las autoridades ministeriales, El Chemís aseguró que las siete víctimas fueron sacadas a punta de pistola del bar Krudelia, y negó que hubieran salido del restaurante La Rana Cruda, como se ha documentado mediante grabaciones de una cámara de vigilancia de una tienda que se localiza frente al segundo restaurante.

Diversos medios de comunicación han entrevistado a trabajadores del bar Krudelia, quienes han negado a reporteros que el pasado 27 de marzo se hubiera levantado a un grupo de jóvenes en ese inmueble. El Chemís se encuentra sujeto a arraigo por 40 días en espera de que los fiscales que investigan el múltiple homicidio reúnan más pruebas en su contra.

Ahora, con las detenciones de El Manos y El Guasón surge una nueva versión sobre el lugar en que ocurrió el secuestro.

De acuerdo con la SSP federal, Cárdenas Pérez declaró ante elementos de la PF que las víctimas fueron privadas de su libertad frente al bar Obsesión, entre los cuales se encontraba el hijo del escritor Javier Sicilia, lo anterior debido en represalia a un conflicto en días previos con algunas de las víctimas.

Luis Cárdenas Palomino, jefe de la división de seguridad regional de la PF, al dar lectura al comunicado de la SSP federal en el centro de mando de esa corporación, afirmó que El Manos y El Guasón asesinaron a Sicilia en complicidad con José Luis Luquín Delgado, El Jabón, y Julio de Jesús Radilla Hernández, El Negro, señalados por las autoridades como operadores del cártel del Pacífico Sur en Cuernavaca y municipios aledaños.

Agregó que El Manos estuvo recluido nueve años y nueve meses por el delito de secuestro en Morelos, condena que terminó de cumplir a finales de 2010.

Cárdenas Palomino añadió que tras su primera declaración frente a policías federales, El Guasón sostuvo que el pasado 24 de abril elementos de la policía de Morelos capturaron a dos sujetos por la posesión de un vehículo robado, uno de ellos identificado como Hugo Rudecindo Guzmán, quien –según le dijo El Guasón– también participó en el secuestro de las siete personas, ocurrido el pasado 27 de marzo.

Ambos detenidos destacaron que tras el levantón de las siete víctimas, éstas fueron trasladadas a una casa de seguridad ubicada en el municipio de Jiutepec, y agregaron que después de asesinarlas, El Negro Radilla ordenó que los cuerpos fueran trasladados al municipio de Temixco.

En el lugar donde fueron capturados El Manos y El Guasón, elementos de la PF incautaron un vehículo compacto, dos armas largas, cartuchos útiles de diversos calibres, cuatro teléfonos celulares, ocho juegos de placas de circulación con reporte de robo y un kilo 760 gramos de yerba con las características propias de la mariguana.