Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 9 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las 14 instituciones están abajo de la media en gasto por alumno o enfrentan pasivos por pensiones

Universidades públicas en situación crítica requieren $3 mil 778 millones adicionales

La ampliación presupuestaria solicitada por Anuies al Congreso es por un total de $9 mil 590 millones

Foto
Vista de instalaciones de las preparatorias 1 y 9 en Chilpancingo de la UAG, una de las instituciones de enseñanza superior consideradas damnificadas por la falta permanente de recursosFoto Óscar Alvarado
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 9 de octubre de 2011, p. 34

De no aprobarse una ampliación de recursos por 3 mil 778 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2012, destinada a fondos extraordinarios en educación superior, al menos 14 universidades públicas estatales enfrentarán condiciones críticas de financiamiento, debido a que se ubican por debajo de la media nacional en gasto por alumno o enfrentan pasivos por gastos de pensión y jubilación.

Salvador Jara Guerrero, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (Umich), institución que se ubica en el grupo de casas de estudio con un financiamiento menor al promedio nacional, destaca que con un déficit por 350 millones de pesos, tenemos serias dificultades, porque en el último trimestre del año debemos negociar recursos del próximo ejercicio presupuestal para sacar el gasto corriente.

En los hechos, indica, cada año vivimos una situación crítica. En los últimos 10 años la Umich subió en sus indicadores de calidad y de pertinencia. Las universidades estatales hemos hecho la tarea. Cumplimos con mejorar programas académicos de licenciatura y posgrado, pero no han fluido los recursos. En suma: hay un balance negativo.

Ascencio Villegas Arrizón, rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), afirma, que se trata de instituciones educativas damnificadas por la falta permanente de recursos. En Guerrero, apunta, necesitamos 400 millones de pesos adicionales para hacer frente a pasivos por pensiones y otros 240 millones para el pago de nómina.

En el caso de la UAG, señala, tenemos un problema adicional. La población de educación media superior representa 60 por ciento de nuestra matrícula, pero no se asignan los recursos necesarios para su atención.

En años recientes comenzamos a recibir recursos a cuentagotas, pero creemos que con la aprobación de la obligatoriedad del bachillerato, las universidades estatales podemos enfrentar mucha presión social, e incluso convertirnos en un cuello de botella por la creciente demanda de ingreso, por lo que debemos incrementar la cobertura.

De acuerdo con datos de la Subsecretaría de Educación Superior, este año se distribuyeron 800 millones de pesos a las universidades públicas estatales por debajo de la media nacional en subsidio por alumno.

En este grupo se incluye a las universidades autónomas de Chiapas, Chihuahua, Ciudad Juárez, Guerrero, Hidalgo, estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas.

Además se suman el Instituto Tecnológico de Sonora y la Universidad de Guadalajara, institución ésta con el financiamiento federal más bajo por alumno en el país, a lo que se agrega un déficit presupuestal de poco más de mil millones de pesos para el pago de plantilla docente y administrativa.

Al respecto, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) señala que de los 9 mil 590 millones de pesos que solicita como recursos adicionales para 2012 para el sector, 3 mil 778 millones deberán destinarse para las universidades estatales, tecnológicas, de apoyo solidario y politécnicas, a fin de atender, entre otros rubros, un incremento en los recursos en inversión por alumno y pago de pasivos por pensiones y jubilaciones.

Gasto por alumno, a la baja

En la solicitud de ampliación presupuestal presentada ante la Cámara de Diputados, alerta que de no modificarse el proyecto de PEF 2012 enviado por el Ejecutivo federal, el gasto por alumno caerá de 61 mil 374 a 59 mil 834 pesos, mientras los recursos federales destinado a las instituciones públicas de educación superior se mantendrían prácticamente estancados.

Agrega que los fondos extraordinarios también tienen un recorte de mil 459 millones de pesos, de acuerdo con el proyecto presupuestal calderonista, por lo que aun con la reasignación por más de 3 mil millones de pesos sólo se recuperaría el valor nominal que tuvieron dichos fondos en 2009.

Esto, subraya la asociación, pese a que son necesarios para la ampliación de cobertura, el mejoramiento de la calidad y la atención a problemas estructurales de las universidades estatales como el pago de pensiones y jubilaciones.

Añadir un comentario