Espectáculos
Ver día anteriorMartes 6 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Era un hombre con ideales, de los que poco hay: Emir Kusturica

Pancho Villa tiene valor universal; era un auténtico revolucionario social
Juan José Olivares
Enviado
Periódico La Jornada
Martes 6 de diciembre de 2011, p. a11

Marrakech, 5 de diciembre. Emir Kusturica, uno de los realizadores más importantes del mundo, quien preside el jurado del Festival Internacional de Cine de Marrakech –que se desarrolla en esta ciudad marroquí–, habló a La Jornada sobre su reciente proyecto: “Pancho Villa (uno de sus ‘ídolos’, dijo hace dos años en Guadalajara) tiene un valor universal porque, al margen de su controversial figura, el general era un auténtico revolucionario social, incluso antes de la revolución de los soviets en Rusia, en 1917”.

Agregó: Despertó simpatía, incluso en Estados Unidos, donde se le vio como un bandido, un enemigo público que provenía de la clase baja mexicana, pero fue seguido por miles de personas. Sin embargo, lo más importante es que se trataba de un hombre con ideales, de los que poco existen en el orbe.

Kustu, como le dicen al cineasta serbio, había adelantado sobre esta película en el festival de cine de Guadalajara, como se registró en estas páginas. Incluso le había dado el título Los siete amigos de Pancho Villa y la mujer de seis dedos, basada en el texto de James Carlos Blake. En la producción participará el escritor, guionista y director mexicano Guillermo Arriaga, aseguró el dos veces ganador de la Palma de Oro en Cannes.

La cinta se podrá ver en dos años, afirmó el creador de películas como Tiempo de gitanos, Underground, Gato negro, gato blanco, entre otros, y ganador del Oso de Oro y León de Oro en los encuentros de Berlín y de Venecia, respectivamente.

Está en la parte final del tratamiento del guión. Necesita preparación, porque es una producción muy grande. Se trata de una historia de amor. Es sobre una mujer que deseaba matar a Pancho Villa, pero que también lo amaba. Hablaremos de siete personajes en el contexto de la Revolución Mexicana, que incluye una breve biografía del caudillo y de su equipo revolucionario, olvidado por el cine, comentó a un pequeño grupo de periodistas en una biblioteca de esta ciudad del Magreb.

Según el cineasta, recurrente visitante de diversos festivales del mundo, la historia se extrae del mencionado libro, que contiene documentos oficiales, pero también tiene una parte biográfica del caudillo y de su séquito cercano.

Kusturica, quien también realizó una cortometraje sobre un monje serbio ortodoxo en la guerra de esa región, a principios de los años 90, argumentó sobre su presencia en festivales de diversas latitudes y culturas: “Mi problema es que creo que pasaré el resto de mi vida en ellos, y es un poco pesado…, pero interesante, debido a que en todas partes dominan las cintas de Hollywood. Es una buena oportunidad para ver unos 50 filmes o más que no se podrían ver en otro lado. Los buenos largometrajes no se proyectan en las salas de Europa del este, porque están copadas por las cintas de Estados Unidos. Los encuentros son una buena ocasión para ver buen cine”.

Foto
Kusturica es parte del jurado del encuentroFoto Juan José Olivares

Hollywood, institución bancaria

El director y músico recordó que Hollywood es una institución bancaria que debe cambiar, por los nuevos ideales de los incipientes cineastas, que ahora hablan de sicología, de historia, de política, en todo el mundo; son más realistas.

Dijo que, por ejemplo, el cine francés está vivo porque el gobierno apoyaba tanto a la agricultura como a la cultura, lo que era una lucha contra ese mercado global avasallador. Agregó que el problema en la actualidad no es producir (ya que con nuevas tecnologías se puede rodar), sino el cuello de botella que es la distribución. Nuestro problema es que vivimos en una era del mercado, del terror del mercado, que viene a extender cada problema del ser humano. Todo es mercado. China es una extensión de Estados Unidos y no hay control.

Miembro de la banda de fusión punk balcánica The No Smoking Orchestra, que lidera el llamado Dr. Nele Karajlic (y cuyo origen se remonta a los años 80), Kusturica aseguró: La música lo es todo para mí. Gracias a ella estoy joven y me sigo moviendo, corriendo y disfrutando las catarsis en el escenario, como la que tuve en Ecuador hace unos días, donde disfruté ver a tres mil personas brincando en las butacas. El señor (Federico) Fellini dijo una vez que nada podía transformar al cine más que la música, que era lo más cercano que había a éste, y es verdad.

Kusturica afirmó que continúa con la construcción de una villa utópica, llamada Rusko Selo, en el monte Trebevic, en la cual las casas, del siglo XIX, son aún de piedra. Está cerca de Sarajevo, en lo que se llamará el Proyecto Kamengrad, una especie de centro cultural, un tipo de Instituto Getty.

En tanto, Marrakech sigue respirando aires cinematográficos, y anoche la sala principal de proyecciones, el Palacio de los Congresos, fue escenario del homenaje que recibió el escenarista, actor, escritor y director marroquí avecindado en Francia Roschdy Zem, quien de vender pantalones en los mercados ahora es uno de los histriones más reconocidos de este país y de Francia; basta recordar cintas como La chica de Mónaco.

Añadir un comentario