Ciencias
Ver día anteriorViernes 5 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La EFSA consideró insuficiente la investigación del científico francés Gilles-Éric Seralini

Europa relativiza estudio que relaciona transgénicos y cáncer

Denunció alta toxicidad en el maíz NK603 de Monsanto después de alimentar por dos años a un grupo de ratas con ese grano, las cuales presentaron tumores

La autoridad pidió más información y volverá a evaluar el trabajo

Es pronto para hacer un comentario serio, dice la productora

Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 5 de octubre de 2012, p. 2

Bruselas, 4 de octubre. La Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA, por sus siglas en inglés) declaró que era insuficiente el estudio sobre la toxicidad de los organismos genéticamente modificados (OGM) del científico francés Gilles-Eric Seralini y le pidió más información para adoptar una posición sobre el tema.

Sin esos elementos, será poco probable que el estudio se torne fiable, válido y de buena calidad, informó la EFSA en una nota. El polémico estudio de Seralini, basado en una observación a largo plazo, llegó a la conclusión de que las ratas alimentadas con maíz transgénico sufren tumores cancerígenos y mueren antes.

Durante el estudio, el maíz formaba parte de una dieta equilibrada de las ratas, en proporciones equivalentes al régimen alimenticio en Estados Unidos.

La EFSA pidió al científico francés, profesor de biología molecular de la Universidad francesa de Caen, brindar más información antes de volver a evaluar el estudio por segunda y última vez, a finales de este mes.

Tras el estudio no se puede establecer ninguna conclusión sobre qué provocó los tumores en las ratas examinadas, añadió.

El estudio fue rechazado por científicos estadunidenses.

Los universitarios franceses, bajo el liderazgo de Seralini, analizaron durante dos años los efectos en 200 ratas del maíz transgénico NK603 y del herbicida Roundup, el más utilizado en el mundo, dos productos de Monsanto.

Los resultados demostraron que en las ratas alimentadas con transgénicos aparecen tumores hasta 600 días antes que en las ratas-indicador (no alimentadas con transgénicos), mientras en el caso de las hembras aparecen una media de 94 días antes.

Francia anunció en septiembre que pedirá la prohibición a nivel europeo de los transgénicos agrícolas si se confirma que son peligrosos para la salud.

Rusia suspendió la importación de maíz transgénico de la multinacional estadunidense.

La agencia de protección del consumidor, Rospotrebnadzor, indicó en su portal Internet que encargó a un instituto ruso la interpretación de los datos de ese estudio y que hasta que recibamos mayor información sobre el caso, la importación y comercialización del maíz genéticamente modificado NK603 se suspende.

En Bruselas, el eurodiputado francés Jose Bové, de Los Verdes, una de las figuras emblemáticas de la lucha contra los transgénicos, pidió la suspensión inmediata de las autorizaciones de cultivo de estos productos.

El estudio de Seralini señala que los tumores aparecen en los machos hasta 600 días antes que en las ratas-indicador (en piel y riñones). En el caso de las hembras (tumores en las glándulas mamarias) aparecen una media de 94 días antes, indica el informe.

Monsanto estimó, al reaccionar al estudio, que era muy pronto para hacer un comentario serio.

El estudio, que costó 3 millones de euros, fue financiado por la fundación CERES, que tiene fondos de unas 50 empresas que no producen OGM, y por la fundación Charles Leopold Meyer para el Progreso de la Humanidad.