Política
Ver día anteriorViernes 11 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Corrupción trasnacional
Desde 2005 ejecutivos de Wal-Mart sabían del pago de sobornos en México

Legisladores de EU envían carta a los directivos de la empresa y adjuntan documentos en que se mencionan los pagos irregulares; la compañía guarda silencio

David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 11 de enero de 2013, p. 2

Nueva York, 10 de enero. Los jefes de la sede global de Wal-Mart han insistido en que no tenían conocimiento de los sobornos que facilitaron la expansión de su cadena por México, pero hoy dos influyentes legisladores federales enviaron una carta al ejecutivo en jefe de la empresa comercializadora más grande del mundo con aparentes pruebas de que él y su equipo habían sido personalmente informados desde 2005 sobre los millones de dólares pagados a funcionarios mexicanos para construir megatiendas, incluyendo el caso de Teotihuacán.

Después del detallado y extenso reportaje del New York Times (en dos partes, la primera publicada en abril de 2012, la segunda el pasado 17 de diciembre) salió a la luz pública el uso sistemático de millones de dólares en sobornos para evadir leyes y normas, y acelerar permisos en la construcción de tiendas en por lo menos 19 sitios en México. A la vez, se iniciaron investigaciones por el Departamento de Justicia, la Comisión de Valores y legisladores federales demócratas.

El caso Teotihuacán

El uso de sobornos a funcionarios en el extranjero por empresas y otras entidades estadunidenses está prohibido por la ley federal de EU.

El caso más sobresaliente fue el de Teotihuacán, donde Wal-Mart de México aprobó por lo menos cuatro pagos de más de 200 mil dólares en total. Después de que apareció el reportaje del Times de diciembre, el vocero de Wal-Mart en Estados Unidos, David Tovar, negó que los ejecutivos en este país tuvieran algún conocimiento de la corrupción de la empresa en Teotihuacán, afirmando que los altos ejecutivos no recordaban ninguna mención de acusaciones de soborno relacionada con esta tienda.

Pero hoy el representante Elijah Cummings, demócrata de mayor rango del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental, y el representante Henry Waxman, el demócrata de mayor rango en el Comité sobre Energía y Comercio, escribieron una carta a Michael T. Duke, ejecutivo en jefe de Wal-Mart, declarando que documentos internos obtenidos por sus investigadores de una fuente confidencial indican que usted y otros altos ejecutivos de Wal-Mart fueron informados personalmente en múltiples ocasiones de estas acusaciones de sobornos. Sería un asunto grave si el presidente ejecutivo de una de las compañías más grandes del país hubiera sido omiso en atender acusaciones de una intriga de soborno.

La carta cita varios documentos internos de la empresa, cuyas copias se enviaron junto con la misiva, que incluyen comunicaciones de abogados contratados para la investigación interna, como correos electrónicos de Maritza Munich, la entonces abogada general de Wal-Mart Internacional. Munich escribe a Duke y otros altos ejecutivos en noviembre de 2005 informando de acusaciones detalladas sobre sobornos pagados con el fin de obtener los permisos necesarios para construir la tienda en Teotihuacán. Ese correo resume lo narrado por Sergio Cicero Zapata, ex abogado interno de Wal-Mart de México y encargado de obtener permisos de construcción para la empresa en toda la República Mexicana, sobre cómo y a quién se pagó para obtener las autorizaciones necesarias.

En la misiva, los legisladores señalan que en ese correo electrónico Munich escribe que los pagos en el sitio de Teotihuacán se hicieron sólo a la mayoría del cabildo municipal por la dificultad de abordar a todos los partidos políticos. A la larga, el acuerdo sólo se alcanzó con los representantes de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) (suficientes para asegurar una mayoría) a cambio de un pago total neto de un millón 200 mil pesos.

Ese mismo correo afirma que Cicero informó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) requirió una donación oficial de 500 mil pesos y también un obsequio irregular personal de 400 mil para el director del INAH.

Foto
Los legisladores que investigan el escándalo de supuestos sobornos de Walmart enviaron a la empresa parte de sus conclusiones para que presentarán pruebas de descargo, pero no han recibido ninguna respuestaFoto Carlos Cisneros

En uno de los documentos internos de Wal-Mart obtenidos por los legisladores se informa que entre finales de 2003 y parte de 2004 una contribución total de 2 millones de pesos (monto neto) fue entregada en ocho pagos parciales para mejorar los procedimientos en el Distrito Federal. La información se obtuvo de la entrevista a Sergio Cicero Zapata el 13 de octubre de 2005 por el abogado Juan Francisco Torres Landa R., encargado de una parte de la investigación interna de la empresa en México, quien envió el resumen de la conversación a la consejera legal internacional de Wal-Mart, Maritza Munich. Detalla que estos montos fueron entregados según instrucciones de Javier del Río (superior de Cicero en Wal-Mart) con el conocimiento del presidente (de la empresa en México) (dependiendo del momento, Cesáreo Fernández o Eduardo Castro). Agrega que el contacto principal para negociar tal contribución por parte del gobierno fue el señor Graco Ramírez (congresista del PRD), según el documento. Tales pagos fueron hechos supuestamente con el propósito de facilitar los pasos con la Secretaría de Desarrollo Urbano. Esta información fue enviada a altos ejecutivos de Wal-Mart en Estados Unidos, incluyendo a Duke, según los correos electrónicos en poder de los congresistas.

Los legisladores agregan que dos semanas antes del correo de Munich, el abogado general de Wal-Mart envío un mensaje electrónico a Duke y a Tom Hyde, vicepresidente ejecutivo de tiendas Wal-Mart, en el que se transmiten apuntes de una entrevista con Cicero Zapata, en la cual también se describen sobornos para la tienda en Teotihuacán. Además, ofrecen igualmente un documento de la investigación interna de Wal-Mart que la empresa suspendió en 2006 confirmando la misma información.

Estos documentos parecen ser genuinos. El 9 de enero de 2013 los compartimos con su abogado y pedimos ser notificados a más tardar el 10 de enero de 2013 si Wal-Mart ponía en duda su autenticidad. Su abogado no planteó ningún cuestionamiento sobre su autenticidad. Los representantes Cummings y Waxman, veteranos legisladores de amplia influencia, también se quejan de que Wal-Mart continúa rehusando, desde junio del año pasado, permitir a sus investigadores acceso a la señora Munich, quien parece ser una testigo clave sobre su conocimiento de los sobornos en Teotihuacán, y que eso está frustrando nuestra investigación.

La carta a uno de los ejecutivos más poderosos del planeta (ocupa el numero 17 en la lista de Forbes de las personas más poderosas del mundo) concluye con la solicitud de explicar su conocimiento de las acusaciones de soborno en Teotihuacán antes del 24 de enero de 2013 y que Duke autorice, para esa fecha, que Munich sea entrevistada por los investigadores de los legisladores sin ninguna limitación sobre lo que pueda decir en relación con las acusaciones de soborno y la respuesta de Wal-Mart.

No es la primera carta que estos legisladores envían a Duke. Tal como reportó La Jornada el 15 de agosto, Cummings y Waxman le enviaron una carta fechada el 14 de agosto de 2012, en la que advierten que “hemos obtenido documentos internos de la empresa, incluyendo informes de auditorías internas, de otras fuentes, sugiriendo que Wal-Mart podría haber tenido problemas de cumplimiento con relación no sólo a sobornos, sino a ‘comportamiento financiero cuestionable’, incluyendo evasión de impuestos y lavado de dinero en México”.

Indican que la empresa podría haber violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, la cual prohíbe que empresas y otras entidades estadunidenses busquen influir en otros países a través de sobornos y otras practicas ilícitas.

Wal-Mart, que espera reportar ventas de más de 470 mil millones para 2012, cuenta con 2.2 millones de empleados en sus 10 mil 400 tiendas en 27 países atendiendo a más de 200 millones de clientes semanalmente.

Añadir un comentario