Economía
Ver día anteriorMartes 16 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

CI: el déficit asciende a $18 mil millones anuales, presionado por el peso de su nómina

El IMSS está en quiebra técnica; en 2016 agotará sus fondos, advierten analistas
Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Martes 16 de julio de 2013, p. 21

Debido a que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está en quiebra técnica desde hace tiempo y trabaja con un creciente déficit, se prevé que para 2016 se agotarán los fondos previsionales destinados a cubrir sus necesidades, aseguró la firma de análisis Consultores Internacionales (CI).

Los especialistas destacaron que la reforma al sistema de pensiones está ligada a la hacendaria para incrementar los recursos para el pago de pensiones, por lo que unificar el sistema nacional de salud podría dar mayor viabilidad financiera y operativa.

Detallaron que el déficit que se debe solventar asciende a 18 mil millones de pesos anuales, pero el problema es que los fondos de los que ha obtenido recursos para cubrirlo se agotan este año. Si a ello se agregan rigideces administrativas y operativas que obstaculizan el uso óptimo de los recursos, se puede aseverar que el IMSS está en quiebra técnica y al borde del precipicio.

Además, los compromisos laborales que ha adquirido el IMSS se incrementan cada año. Un importante factor es el peso de su propia nómina, que abarca a más de 400 mil trabajadores diseminados en 35 delegaciones, lo que a su vez ha generado sobre el Régimen de pensiones y jubilaciones un pasivo laboral que se estima en 1.9 billones de pesos.

Para dimensionar esta cifra hay que recordar que el presupuesto federal para 2013 es de 3 billones de pesos. El gasto por pensiones en curso de pago en 2012 fue de casi 49 mil millones de pesos y este año será de 53 mil millones.

Consultores Internacionales considera que el problema es grave, a pesar de que en 2004 se dio un importante respiro con la reforma que definió un cambio en el régimen de los nuevos trabajadores del IMSS, incrementando la edad de jubilación y las semanas cotizadas necesarias. No obstante, el problema estructural prevalece.

Para cubrir el déficit, el IMSS ha recurrido a los recursos de la subcuenta 1 del Fondo para el cumplimiento de obligaciones laborales de carácter legal o contractual, los cuales se agotarán este año.

Si bien en previsión de esta situación la Ley de Ingresos de la Federación de 2011 autorizó la transferencia de excedentes de las reservas financieras y actuariales de los seguros de invalidez y vida y de riesgos de trabajo a la reserva del seguro de enfermedades y maternidad, los cuales representan 67 mil 352 millones de pesos, dado el tamaño de las obligaciones estos recursos se agotarán a mediados de 2016, ya no habrá forma de cubrir el déficit operacional que, según las estimaciones actuariales, mostrará un crecimiento casi exponencial.

Por ello, considera la firma de consultoría, es necesario que se fortalezcan los ingresos de la institución, para que no se sigan desviando más recursos a cubrir el déficit, mismos que deberían utilizarse para la operación propia. Esto implica ampliar los alcances de la reforma hacendaria, más si se considera que en pocos años se empezará a ejercer una presión adicional sobre el gasto social derivado del envejecimiento de la población, sobre todo en los sistemas de pensiones aún no reformados como los estatales.