Política
Ver día anteriorMiércoles 18 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Debido a las fallas se ha tenido que reinstalar a mil 500

Con Calderón se manipularon exámenes de confianza a agentes federales: PGR
Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de diciembre de 2013, p. 5

Debido a las fallas y a la manipulación en los procedimientos de exámenes de confianza realizados a elementos de la Policía Federal Ministerial en la administración pasada, la Procuraduría General de la República (PGR) ha tenido que reinstalar a mil 500 agentes que fueron despedidos o suspendidos de manera irregular, revelaron mandos de la dependencia.

Actualmente esa corporación de la PGR cuenta con 4 mil 200 elementos, y está contratando egresados de la Universidad Autónoma de Nuevo León, particularmente de la Facultad de Derecho y Criminología, entidad con la cual firmó el primer convenio de colaboración.

Hata el momento la dependencia que encabeza Jesús Murillo Karam ya contrató a más de 50 especialistas en ramas forenses y leyes, para fortalecer tanto a la Dirección de Servicios Periciales como a la Policía Federal Ministerial (PFM)

La contratación de nuevos elementos en la PFM se lleva a cabo como parte de la restructuración de la PGR, la cual se convertirá en Fiscalía de la Nación, y los actuales policías se transformarán en agentes investigadores, capacitados en diversas especialidades por agencias mexicanas y extranjeras, indicaron los funcionarios entrevistados.

En la administración de Felipe Calderón (2006-2012) la PFM fue desmantelada, incluso se había unificado con la Policía Federal, a petición de Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de Seguridad Pública federal, y el número de agentes disminuyó de 6 mil a menos de 2 mil elementos al término de ese gobierno, entre otros factores, por la aplicación de exámenes de confianza con los cuales se despidió ilegalmente a los integrantes de la entonces llamada Agencia Federal de Investigación (AFI).

Al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto, la PGR se encontró con cuentos de elementos despedidos, “porque quienes les aplicaron las pruebas consideraron, sin sustento, que en un futuro y por su actividad podrían convertirse en alcohólicos, corromperse o abandonar la corporación dejando su empleo.

Las pruebas no se aplicaron correctamente, y ello ha provocado la reinstalación de mil 500 agentes, que en una nueva prueba resultaron aptos”, señalaron las fuentes.

Añadir un comentario