Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 29 de mayo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La meta es generar con energías limpias al menos la cuarta parte de la electricidad en el país

Las reformas fiscal y energética, para cuidar el entorno, dice Peña

Compromete en Cancún 20 millones de dólares para la asamblea mundial del medio ambiente

Foto
El presidente Enrique Peña Nieto bromea con Naoko Ishii, directora de la asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, cuya quinta edición se realiza en Cancún. Los observa Luis Videgaray, titular de HaciendaFoto Notimex
Rosa Elvira Vargas y Ciro Pérez
Enviados
Periódico La Jornada
Jueves 29 de mayo de 2014, p. 38

Cancún, QR, 28 de mayo.

Ante representantes de más de 150 naciones reunidas aquí para la quinta asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), el presidente Enrique Peña Nieto señaló: Si el cambio climático es consecuencia del actuar del hombre, su solución se encuentra en la solidaridad humana.

México, dijo, ha realizado reformas para lograr una expansión económica elevada, sostenida y sustentable: un crecimiento verde.

Se trata, dijo, de preservar el patrimonio natural y, al mismo tiempo, generar riqueza, competitividad y empleo, con una meta específica: generar con energías limpias al menos la cuarta parte de la electricidad nacional.

Al arribar esta noche a la sede del encuentro que durará toda esta semana, el mandatario resaltó el componente ambiental de las reformas hacendaria y energética, y de paso comprometió 20 millones de dólares para el GEF en el periodo 2014-2018.

Impuestos novedosos

Puso de relieve los novedosos instrumentos de política tributaria para fortalecer el cuidado de la ecología, como la creación de un impuesto para los energéticos que generen bióxido de carbono y contribuyen al calentamiento global. Además, mencionó el nuevo gravamen a los plaguicidas de alta toxicidad, y para alentar la generación de electricidad a partir de fuentes de energía más limpias, dijo, se acordó la deducibilidad inmediata de las inversiones en esta industria.

Asimismo, apuntó, dentro del Programa Nacional de Infraestructura se contemplan inversiones por más de 218 mil millones de pesos en proyectos de beneficio ambiental.

Respecto a las modificaciones en materia energética, el Presidente destacó como aporte al tema ambiental el aseguramiento de mayor abasto de combustibles necesarios para el crecimiento del país, al permitir la libre concurrencia y competitividad entre empresas productivas del Estado y particulares en todas las actividades del sector.

Además, dijo, se incorporó a la Constitución el criterio de sustentabilidad, lo cual significa que en el aprovechamiento de nuestros recursos productivos, se promoverá su conservación y el cuidado del medio ambiente, la inclusión social y el respeto a los derechos humanos.

En materia de electricidad, se expandirán las redes de transmisión hacia las zonas con mayor potencial geotérmico, eólico o solar, y se tendrá un modelo de redes inteligentes y de demanda controlable, bonificando a los grandes usuarios que reduzcan su consumo en horas críticas.

Y en relación con los hidrocarburos, el mandatario habló de la previsión de incrementar la producción de gas natural y su importación, para acelerar la sustitución de combustóleo y diesel en distintos procesos industriales.

Ahí mismo habló de la creación de la Agencia Nacional de Seguridad y de Protección al Medio Ambiente del sector hidrocarburos para prevenir el riesgo de accidentes en instalaciones o afectación a los ecosistemas.

De esta manera, la reforma energética sienta las bases para transitar hacia una generación de energía más baja en carbono, enfatizó.

En la misma ceremonia, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, destacó que de 1991 a 2014 México ha presentado 54 proyectos al GEF y ha recibido casi 451 millones de dólares, los cuales han servido como capital semilla para la ejecución de los mismos, ya que existe un cofinanciamiento que en ocasiones se paga en especie, con financiamiento bancario y aportaciones de los propios beneficiarios que elevan esta suma a 2 mil 725 millones de dólares, dijo.

Y destacó: México está haciendo su parte para aportar, desde la política pública, al cuidado del medio ambiente. Citó como ejemplo la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para el Desarrollo y la Estabilidad.

A su vez, Naoko Isii, directora ejecutiva del GEF, recordó que un ambiente limpio no es sólo responsabilidad del gobierno, sino que involucra a toda la sociedad. Llamó a afrontar el reto que representa el daño provocado por la degradación de los ecosistemas y convocó a a acciones concretas y factibles para revertir los efectos del calentamiento global.

El GEF cuenta con una bolsa de 4 mil 300 millones de dólares que se destinarán a proyectos en diversos países, mismos que en el pasado han mostrado la eficiencia en la implementación de tecnología verde.