Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 14 de mayo de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Nexo directo entre consumo de azúcares y males del corazón
César Arellano García
 
Periódico La Jornada
Jueves 14 de mayo de 2015, p. 35

En sólo dos semanas de consumo diario de una botella de 500 mililitros (ml) de bebidas azucaradas se presentan indicadores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, advirtió la organización El Poder del Consumidor.

En conferencia de prensa, Alejandro Calvillo, presidente del organismo, señaló que una reciente investigación encabezada por la doctora Kimber L. Stanhope, del departamento de biociencias moleculares de la Universidad de California en Davis, quien en octubre de 2013 participó en un foro sobre el tema en el país, demostró que hay relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de padecimientos cardiovasculares, principal causa de muerte en México, con más de 145 mil al año, sin necesidad de pasar por el sobrepeso y la obesidad.

Ante esta situación, el Poder del Consumidor señaló la urgencia de reducir el consumo de estas bebidas, para lo que demandó que se les aplique impuesto de 20 por ciento. El Ejecutivo federal debería intervenir para que el agua embotellada tenga diferencia de precio de por lo menos 30 por ciento para disminuir los riesgos de males cardiovasculares.

Bebederos en todas las escuelas

Además, exigió a las autoridades que los recursos provenientes del gravamen a los refrescos se destinen a la instalación de bebederos en escuelas y espacios públicos en todo el país, entre otros.

“Para el estudio se dividió a los participantes en cuatro grupos: el de control, que ingirió bebidas sin azúcares añadidos, y los que tomaron bebidas con azúcares en tres diferentes cantidades, equivalentes a 10, 17.5 y 25 por ciento de la ingesta diaria de calorías para cada participante.

El primer grupo ingirió aproximadamente 50 gramos de azúcar en bebidas cada día, equivalentes a un refresco de 500 ml; el segundo 87.5 gramos, igual a un refresco de 500 ml más una lata de 350 ml, y el tercero 125 gramos, similar a dos refrescos de 600 ml.

De acuerdo con Calvillo, la investigación demostró que después de sólo dos semanas los participantes de los tres grupos incrementaron sus factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, independientemente de la ganancia de peso.

Por su parte, Fiorella Espinosa, coordinadora de investigación en salud de El Poder del Consumidor, dijo: ahora que conocemos los estudios de la doctora Stanhope, no nos sorprende que el alto consumo de bebidas azucaradas en México sea una de las causas de morbilidad y mortalidad por enfermedades cardiovasculares.