Capital
Ver día anteriorJueves 20 de agosto de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tras un acuerdo con el gobierno de la ciudad pagó 66.5 millones de pesos por los daños

Absuelve juez a la gasera que causó explosión en hospital de Cuajimalpa

El siniestro, provocado por la fuga en una de su pipas, dejó cinco muertos y 73 lesionados

Josefina Quintero Morales
 
Periódico La Jornada
Jueves 20 de agosto de 2015, p. 34

Jorge Martínez Arreguín, juez 38 de control del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) absolvió a la empresa Gas Express Nieto del delito de daño a la propiedad culposo agravado tras el pago de 66 millones 531 mil pesos que realizó al Gobierno del Distrito Federal por concepto de reparación, por la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, que causó la muerte a cinco personas.

El 16 de julio pasado, la empresa distribuidora del combustible celebró un acuerdo reparatorio con los representantes del gobierno capitalino, en el que se convino un arreglo como parte de las conciliaciones que marca el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y que se realizan a través de la mediación.

En la audiencia, en la cual se conoció el citado acuerdo, derivado de la carpeta de investigación 004/0011/2015, el juez Martínez Arreguín aprobó la reparación del daño declarando extinta la acción penal en contra de Gas Express Nieto SA de CV por el delito de daño a la propiedad culposo agravado.

El 11 de agosto anterior, la firma gasera entregó siete cheques por un monto total de 66 millones 531 mil 164 pesos y firmó el finiquito al Gobierno del Distrito Federal, el cual se reservó la acción legal en su contra.

En la audiencia efectuada ayer, la gasera también pidió el sobreseimiento de la carpeta de investigación, así como el levantamiento de las medidas cautelares que le fueron impuestas, las cuales dejó sin efecto el juez Martínez Arreguín, quien determinó la sentencia absolutoria.

El 29 de enero pasado, cinco personas perdieron la vida, 73 resultaron lesionadas y el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa quedó casi destruido a consecuencia de la explosión provocada por la fuga en la manguera de una pipa propiedad de Gas Express Nieto.

Según los peritajes que se realizaron durante la investigación, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal demostró que el mal estado y la falta de mantenimiento del autotanque fue lo que produjo la fuga en el momento que abastecía de combustible al hospital.

La empresa fue demandada por el GDF por la pérdida de material y equipo médico, así como por los daños al hospital, el cual fue demolido. Tras seis meses de audiencias, mediaciones y conciliaciones, las partes llegaron a un acuerdo para la reparación del daño al inmueble.

No obstante, se informó que se mantendrán las sanciones que se le impusieron por la distribución del combustible, entre las cuales está la suspensión del servicio a la red de hospitales del Gobierno del Distrito Federal.