Ciencias
Ver día anteriorMiércoles 18 de noviembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Pedirán que Chicxulub sea patrimonio de la humanidad
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de noviembre de 2015, p. 2

Un grupo de expertos nacionales e internacionales, en colaboración con el gobierno de Yucatán, emprendió acciones para solicitar a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, sus siglas en inglés) que el cráter del Chicxulub sea declarado patrimonio natural de la humanidad, informó Eduardo Batllori Sampedro, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de la entidad.

Señaló que el cráter, formado por el impacto de un asteroide en la península hace 65 millones de años, es un sistema multianillos raro en el mundo; el grado de preservación es importante si se considera que está sepultado y, según los estudios que se han realizado, marcó cambios estructurales relevantes: permitió e impulsó procesos evolutivos que han culminado con la presencia humana en la Tierra.

Afectó los sistemas de soporte de vida, ocasionando la desaparición de numerosos grupos de organismos, como los dinosaurios. La extinción es una de las cinco mayores en el registro geológico y marca el fin de la era mesozoica.

Procesos de evolución

Chicxulub tiene un diámetro de 200 kilómetros y es el mejor preservado del pequeño grupo de cráteres complejos terrestres, comunes en la Luna y Marte, así como en otros cuerpos del sistema solar. Los estudios realizados en el lugar permiten entender los procesos de evolución de las áreas planetarias.

Los científicos que proporcionarán la información que sustenta la solicitud son de México, Estados Unidos e Inglaterra. Se trata de Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, y Ligia Pérez Cruz, de la Universidad Nacional Autónoma de México; Mario Rebolledo y Laura Hernández, del Centro de Investigación Científica de Yucatán; Sean Gulick, del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas; Clive Neal, de la Universidad de Notre Dame, y Joanna Morgan, del Colegio Imperial de Londres.