Economía
Ver día anteriorMartes 22 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
De 2.7%, el endeudamiento neto para 2016: Hacienda
Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de diciembre de 2015, p. 20

El gobierno federal estima un endeudamiento neto de 2.7 por ciento como proporción del producto interno bruto (PIB) en 2016, de acuerdo con el plan de financiamiento para el año próximo, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ese monto, destacó, es menor respecto del estimado para 2015, que fue de 3.2 por ciento del PIB.

En ese sentido, en congruencia con el programa económico aprobado por el Congreso de la Unión para el ejercicio fiscal 2016, que contempla una reducción del déficit presupuestario de 0.5 puntos porcentuales del PIB, con una consecuente reducción en las necesidades de financiamiento del sector público para 2016.

Por su parte, en 2016 las amortizaciones de capital, tanto de deuda interna como externa, representarán aproximadamente 5.9 por ciento del PIB.

Dicha cifra es menor al 6.1 por ciento del producto interno bruto estimado para 2015.

Los objetivos

La SHCP explicó que los objetivos centrales de la política de deuda pública, alineados con los objetivos y líneas de acción del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo, son: cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal con bajos costos en un horizonte de largo plazo, con un bajo nivel de riesgo y considerando posibles escenarios extremos; preservar la diversidad del acceso al crédito en diferentes mercados, y que la política de deuda pública facilite el acceso al financiamiento a una amplia gama de agentes económicos mexicanos, tanto públicos como privados.

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha establecido como objetivo prioritario hacer de la estabilidad macroeconómica una política de Estado. Este propósito adquiere mayor relevancia en las condiciones actuales de la economía mundial.

Al respecto se destacan cinco factores que contribuyen a que el país esté bien posicionado para enfrentar el entorno externo en favor de las familias mexicanas: 1) el proceso de consolidación fiscal que contribuirá a estabilizar y reducir el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público; 2) estructura sólida y bien manejada de la deuda pública; 3) inflación baja y estable; 4) sistema financiero sano y bien capitalizado; 5) implementación de reformas estructurales, que otorgan al país mejores perspectivas de crecimiento en el corto y largo plazos.