Política
Ver día anteriorMartes 22 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Está operable, pero falta que se certifique, dice Ruiz Esparza

Concluida, la remodelación del hangar para el nuevo avión presidencial: SCT
Alonso Urrutia
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de diciembre de 2015, p. 7

La remodelación del hangar presidencial con el fin de que esté en condiciones de recibir el nuevo Dreamliner Boeing 787 –que utilizará el presidente Enrique Peña Nieto a partir del próximo año– ha concluido, dio a conocer el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien, no obstante, precisó que aún no ha habido una entrega-recepción formal de las instalaciones.

El hangar está operable a 100 por ciento. Ya se revisaron todos los aspectos tecnológicos, ya vino la empresa Boeing a verificarlo. Nada más falta que cuando llegue el aparato se certifiqué (en conjunto), pero eso ya no me toca.

Entrevistado en Palacio Nacional a la salida de la salutación de fin de año con Peña Nieto, el secretario destacó que la totalidad de las obras correspondientes a la secretaría se concluyeron, pues no sólo se trataba del hangar en sí mismo, sino también de los estacionamientos y la construcción de algunos dormitorios para el personal que tendrá que pernoctar en esa área.

Consultado sobre si el costo no se había incrementado al final, el funcionario detalló que la obra implica una inversión de 685 millones de pesos más el impuesto al valor agregado; el costo es público, aclaró.

Originalmente se tenía previsto que el Dreamliner 787 arribara a México el pasado 18 de diciembre, pero se reprogramó, sin que se haya precisado la nueva fecha de llegada del avión presidencial, cuyo costo ascendió a 6 mil 94 millones de pesos.

En otro orden, el secretario señaló que hoy concluirán con el otorgamiento de 9.7 millones de televisores dentro del programa de sustitución de aparatos para el apagón analógico. Subrayó que se alcanzará la meta de reparto pues hacia el final este programa distribuía a un ritmo diario de 85 mil pantallas.