Política
Ver día anteriorSábado 19 de marzo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El sindicato ha sido maduro y serio: Romero Deschamps

González Anaya afirma que recorte a la empresa no la debilita, la fortalece
Alonso Urrutia
 
Periódico La Jornada
Sábado 19 de marzo de 2016, p. 8

El aniversario de la expropiación petrolera se tornó en foro para que los principales actores vinculados a Pemex describieran su crítica situación. Se encuentra en una de las coyunturas más difíciles de su historia, resumió su nuevo director, José Antonio González Anaya, antes de anunciar que, como parte de las medidas para enfrentarla, habrá diferimiento y replanteamiento de algunos proyectos de inversión, aunque aseguró que no se cancelarán.

González Anaya indicó que el recorte de cien mil millones de pesos a la empresa no afectará: El ajuste no debilita, sino fortalece a Pemex, porque sólo con finanzas sanas puede encarar con éxito las tareas del futuro. Criticó a quienes dudan de que la empresa saldrá adelante y perderá peso, pues si de ese tamaño es el reto, de ese tamaño es Pemex.

En tanto, el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, realizó un nuevo acto de adhesión y respaldo a la política en torno al sector.

Sorprende escuchar aún opiniones supuestamente progresistas que casi exigen el despido de miles de trabajadores; pareciera que lo que realmente les incómoda es que el sindicato ha sido una organización madura y seria, expresó ante el presidente Enrique Peña Nieto.

El líder petrolero fue más allá: Tal vez preferirían vernos como un grupo desaforado, irresponsable, que en lugar del diálogo usara el grito, y antes que la razón la estridencia. No lo hemos hecho y no lo haremos.

Justificó la negociación de los planes de retiro de los trabajadores y aseguró que las medidas para hacer frente al recorte y la coyuntura se han realizado sin menoscabo de la base sindicalizada.

Director y dirigente hicieron explícita su amistad en sendos discursos, antes de diseccionar la situación de la empresa. González Anaya apuntó que la segunda gran transformación de Pemex –después de la expropiación– ocurre con un desplome de 70 por ciento del precio del crudo. Señaló que a la par del recorte –para aliviar problemas de liquidez– se han podido solventar adeudos con 85 por ciento de los proveedores.

Y anunció otras dos grandes acciones, además del replanteamiento de los proyectos de inversión: Generar eficiencias y reducir costos. Se ha compactado el corporativo; se eliminaron dos direcciones corporativas, la de recursos humanos y la de investigación y desarrollo tecnológico, cuyas funciones sustantivas se absorbieron en otras áreas.

La segunda –dijo– se centra en focalizar el gasto de operación-inversión sólo en proyectos que sean rentables en un escenario de precios bajos.