Economía
Ver día anteriorDomingo 8 de mayo de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Mañana publicarán lista de 200 mil personas y empresas que operan en paraísos fiscales

Lectura esencial, manifiesto de la fuente que reveló los papeles de Panamá: Snowden
Foto
Fachada del banco propiedad de la familia Waked en Panamá. Nidal Waked fue detenido el miércoles pasado. Entre las propiedades de esa familia están el Grupo Wisa y la cadena de tiendas La Riviera, que opera en la zona libre de impuestos de diversos aeropuertosFoto Afp
Dpa
 
Periódico La Jornada
Domingo 8 de mayo de 2016, p. 18

Berlín.

El consultor técnico estadunidense Edward Snowden calificó el manifiesto publicado por la fuente del escándalo de los papeles de Panamá como una lectura esencial, unos días antes de la revelación de nuevos datos prevista para este lunes.

La fuente anónima de los #PanamaPapers habla por primera vez. Hay que leerlo, escribió Snowden en Twitter, tras la declaración hecha pública por quien se hace llamar John Doe (el nombre que se usa en inglés para referirse a alguien desconocido).

Snowden, que reveló el alcance del espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadunidense y que vive como asilado político en Rusia, es elogiado en el manifiesto por haber arrojado luz sobre un evidente delito.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación anunció que mañana publicará una base de datos con las 200 mil empresas y personas involucradas en empresas en paraísos fiscales creadas con ayuda del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca.

El manifiesto anticapitalista de John Doe denuncia las desigualdades globales y acusa al sistema financiero mundial de impulsar una esclavitud económica.

La desigualdad de ingresos es una de las cuestiones que definen nuestra época, comienza, antes de acusar a Mossack Fonseca de usar su influencia para escribir y doblegar leyes en todo el mundo en favor de los intereses de criminales durante décadas.

La filtración sin precedente de los datos muestra cómo numerosos políticos, celebridades y deportistas de más de 80 países enviaban su dinero a empresas con beneficios tributarios (offshore) en paraísos fiscales.

“Los papeles de Panamá muestran sin sombra de duda que aunque las compañías offshore no son ilegales por definición, se usan para llevar a cabo delitos que van mucho más allá de evadir impuestos”, escribió John Doe.

Panamá está sumida en un nuevo escándalo financiero y de lavado de dinero, que amenaza la economía de servicios, con un banco intervenido y sin ministro de Seguridad Pública.

El nuevo escándalo emergió esta semana, luego de la detención en Colombia del empresario Nidal Waked, integrante del grupo Waked, de Panamá, por acusaciones de lavado de activos, pocas semanas después del inicio del escándalo global los papeles de Panamá.

La detención de Waked se produjo la noche del miércoles en el aeropuerto internacional de Bogotá, Colombia, por gestiones de la agencia estadunidense antidrogas y ha estremecido al sector financiero en Panamá, cuyo centro bancario posee activos por 115 mil 414 millones de dólares.

El grupo Waked está integrado por unas 68 empresas en 11 países, entre ellos Panamá, Colombia y México. En el grupo, con negocios diversificados, laboran más de 6 mil empleados. Sus actividades incluyen rexportaciones desde la caribeña Zona Libre de Colón y bancos, además de ser dueños del diario La Estrella de Panamá.

Tras el pronunciamiento del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la procuradora general, Kenia Porcell, ordenó una investigación del grupo económico. Además, la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) dispuso la toma de control administrativo y operativo del banco Balboa Bank & Trust, propiedad del grupo Waked, y nombró a un interventor para proteger a los depositantes.

Los acontecimientos en cadena se han convertido en una especie de bumerán para el gobierno panameño, que intenta limpiar la imagen empañada del país y evitar sanciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tras el estallido del escándalo los papeles de Panamá.

Con un canal interoceánico por el que pasa 5 por ciento del comercio marítimo mundial, además de zonas francas, puertos, turismo y un sistema logístico y bancario robusto, Panamá ha alcanzado un crecimiento económico superior a 6 por ciento anual en años recientes, uno de los mayores de la región. Sin embargo, es considerado por algunos países un paraíso fiscal, pese a reformas que eliminaron el uso de acciones al portador, la creación de un ente público para prevenir el lavado en 16 actividades económicas y la firma de una treintena de tratados bilaterales sobre información financiera.