Espectáculos
Ver día anteriorSábado 12 de noviembre de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Rescata la historia de Los Perros, equipo de futbol americano de Santa Martha Acatitla

La cuarta compañía, una ventana a las entrañas del sistema penitenciario, abre el MIRA Film Fest

La finalidad del encuentro es usar el poder del cine para educar, afirma Lorena Guillé-Laris

Hasta el 14 de noviembre se proyectarán 12 largometrajes en Cinépolis Diana y Universidad

Mariana Domínguez Batis
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de noviembre de 2016, p. 8

La victoria de Donald Trump en Estados Unidos disparó las acciones de las empresas que se dedican a construir cárceles, lo que es un mal presagio de lo que viene: una amenaza a la libertad en todos los sentidos, condenó Roberto Hernández, productor ejecutivo de la cinta La cuarta compañía, que inauguró la noche del jueves la primera edición del MIRA Film Fest.

En el camino uno usa ésta o aquella coraza para protegerse y aguantar los golpes del encierro, narra un preso al inicio de la cinta. La producción es una ventana a las entrañas del penal de Santa Martha Acatitla y a la cotidiana violencia y tortura que se vive dentro de sus paredes, al mismo tiempo que rescata la historia verídica de Los Perros, equipo de futbol americano de prisioneros que también fungía como banda de robo, bajo las órdenes de Arturo El Negro Durazo en el sexenio de José López Portillo.

Lo extraordinario de La cuarta compañía –ganadora del Premio Especial del Jurado del Festival de Cine de Guadalajara– es que sus directores Amir Galván y Vanessa Arreola involucraron a verdaderos presos y las escenas fueron filmadas en el penal, algo radical, de acuerdo con Roberto Hernández, también director de Presunto culpable, quien consideró que una película incluso puede cambiar la realidad.

Aquí los locos se vuelven cuerdos

“Ésta es la Peni, Santa Martha... Aquí los locos se vuelven cuerdos”, se escucha en una escena de la estremecedora cinta que se realizó a lo largo de siete años, en los que fue necesaria una escrupulosa investigación histórica en los archivos de la penitenciaría y de la nación, para lograr un monumental esfuerzo de cine independiente, en palabras de Layda Negrete, también productora del filme.

Para el cantante y activista de derechos humanos Laureano Brizuela –quien lleva 26 años de litigio tras ser aprehendido en 1989–, el cine es un buen método de denuncia. Lo que se ve en la película es lo que viví en el Reclusorio Norte y el reflejo de lo que pasa en todas las cárceles, afirmó el argentino durante un debate después del estreno en el Cinépolis Diana.

Desde la permanencia en el reclusorio, no dejo de seguir sintiendo un escalofrío cada vez que me agarran por la espalda, confesó Brizuela, quien criticó el sistema penitenciario deficiente, catastrófico, humillante y depredador de la condición humana que se vive en el país, contrario a los reportes oficiales que lo colocan como un modelo en el mundo.

La opera prima de Amir Galván es una ventana, muy bien fabricada para asomarse a lo que pasa en los penales, opinó por su parte Antonio Zúñiga, protagonista de Presunto culpable y quien también luchó contra el sistema penal tras ser recluido en el Reclusorio Oriente.

Al terminar la proyección, Galván dijo tener la quijada trabada por ver en pantalla el maltrato sicológico al que fue sometido y del que fue testigo en la cárcel, que por momentos se asemejaba a un campo de concentración.

La cuarta compañía fue la primera proyección del MIRA Film Fest, cuyo objetivo es usar el poder del cine para educar a la sociedad y generar conciencia, con miras a crear un mundo más humano, justo e incluyente, según su fundadora y directora general Lorena Guillé-Laris.

El ciclo es la evolución del Festival Internacional de Cine en Derechos Humanos. Se trata de una iniciativa de Fundación Cinépolis, en conjunto con la Sala de Arte de la misma empresa, respaldado por el FIC de Morelia, así como por el Banco Mundial, Conapred y otras organizaciones. Hasta el 14 de noviembre exhibirán 12 largometrajes y cinco cortometrajes con temáticas sociales en Cinépolis Diana y Universidad.